El voto sí se mancha: ganó el narcocandidato Sergio Varisco

cocaína varisco

Por Germán de los Santos.


Cuatro días antes de librar una orden de allanamiento en mayo pasado al domicilio del intendente de Paraná Sergio Varisco y a la Municipalidad, entre otros lugares, el juez federal Leandro Ríos obtuvo datos reveladores en dos cuadernos que fueron secuestrados en la casa de Daniel Celis, quien está preso por tráfico de drogas desde 2016 en la Unidad Penitenciaria N°1.

Tavi, como lo conocen en barrio Antártida, manejaba los hijos del Movimiento Vecinal Oeste en Paraná y desde 2013 trabajaba para ese sector del radicalismo paranaense. Fue quien financió parte de la campaña que llevó a Varisco a la intendencia.

En el quincho de su casa, donde fue detenida Luciana Lemos, la pareja de Tavi, la Policía Federal incautó 3,4 kilos de cocaína. En el cuaderno más pequeño que la mujer guardaba en una mochila negra figuraban datos que dieron vuelta la causa. Figuraban los nombres de Varisco, de su secretaria de Seguridad Griselda Bordeira, y del concejal de Cambiemos Pablo Hernández. Al lado de cada nombre estaba escrito una cantidad de cocaína y de dinero que debía pagar.

“Las anotaciones son compatibles con la probable adquisición de cocaína en cantidades significativas por parte de Varisco, Bordeira y Hernández, atento a que la organización vendía el kilo de cocaína por la suma de entre 150.000 y 160.000 pesos. Varisco y Bordeira adquirieron dos kilos de cocaína, mientras que Hernández uno”, señala el juez Ríos.

El descubrimiento del cuaderno con esas anotaciones le dio al juez otra visión de esta trama. Y provocó un tembladeral político en Entre Ríos. Nadie tenía en los planes ese escenario. Varisco se aprestaba a lanzar su precandidatura a gobernador en esa provincia, tras llegar a la intendencia en 2015, cuando le ganó a la ex jefa comunal Blanca Osuna por 21.515 votos.

Varisco, hijo de Humberto, gloria del ciclismo, dos veces intendente en Paraná, corría con una ventaja: en la boleta figuraba  el entonces candidato y actual presidente Mauricio Macri y el postulante al Senado nacional Alfredo De Angeli. En el ambiente político de Paraná se pensaba que las ambiciones políticas de Varisco habían volado por los aires con el escándalo y la solidez de la causa que investigó el juez Ríos, quien logró darle una solidez muy grande a esa causa que no se originó por Varisco sino por el narco Tavi Celis, que financió la campaña y hacía “negocios” oscuros con el intendente a cambio de prestarle servicios en el campo popular con su sistema de punteros.

¿Para qué Varisco y sus funcionarios compraban esa cantidad de cocaína? Fuentes de la causa, que en febrero pasado fue elevada a juicio, señalaron a Aire de Santa Fe que se sospecha que la droga era para distribuirla en los barrios donde Varisco era fuerte políticamente. Una especie de asistencialismo narco. Cada vez más empiezan a aparecer sectores políticos involucrados directamente con el narcotráfico. La semana pasada fue detenida la concejala peronista de Fray Luis Beltrán, Santa Fe, Alejandra Jurado, quien fue indagada junto a los once detenidos en esa causa, donde está involucrado también su hijo. Hay decenas de casos en Salta y Corrientes, donde el tráfico de drogas a través de la frontera mueve mucho dinero y tiene capacidad para comprar voluntades.

Cuando sale a la luz pública un caso de esta naturaleza el dirigente político sabe que está en la puerta del cementerio, y que su carrera política terminó. Pero el caso de Varisco es diferente: el intendente de Paraná ganó las PASO contra el concejal de PRO Emanuel Gainza, quien estuvo involucrado en un principio en esta investigación y después fue sobreseído. Fue con un triunfo arrollador por más del 58 por ciento de los votos.

Dos días después de las elecciones sumó otro escándalo, aunque por un hecho menor que el tráfico de estupefacientes. Fue llamado a indagatoria por colgarse de la luz.

Es el primer caso en Argentina que un candidato procesado, que va a ser juzgado por narcotráfico, tiene chances concretas de ganar una elección.

“La narcocriminalidad requiere de su inserción institucional para progresar y aspira a copar los primeros niveles de gobierno, como el municipal”, escribió el juez Ríos en el procesamiento contra Varisco. Los especialistas en crimen organizado sugieren que cuando el narcotráfico se mete por las grietas del poder es casi imposible sacarlo. Paraná tendrá en las próximas elecciones un narcocandidato.

NOTICIAS DESTACADAS