Cuando una pareja se separa, no hay que tomar partido

Por Pedro Saborido

Una pareja se separa. Ella reclama la casa. El se queda con los dos autos. Ella quiere que los hijos duerman con ella cuatro de las siete noches de la semana. El entonces reclama que el perro duerma cuatro con él. El perro prefiere que sea al revés. Entonces ella ofrece que el perro haga caca solo en el departamento a donde él se fue a vivir y que Mariana y Damián, una pareja amiga de ambos, vaya al cine cada quince días con cada uno, pero que solo puede ver películas de Bruce Willis con ella.

Entonces él pide llevarse al albañil que hace dos años no termina el lavadero. Hasta octubre. Ella pide entonces el chino del super atienda solo los miércoles él, y el resto de los días a ella. El chino se niega. Prefiere atender a uno de los hijos y al albañil. El albañil se niega, porque dice que el chino le debe la seña de un envase. El chino sostiene que ya se lo devolvió y entonces el coreano del otro super envía a su abogado a reclamar porque el envase era de él. El albañil sostiene que pudo haberse equivocado de asiático. Los abogados de ella, de él, los de la pareja amiga, el de los hijos,  el abogado del perro y el del albañil demandan al coreano y le traban embargo.

El chino se queda pensando si establece demanda o no. El consulado de Corea, en tanto, demanda a todo el barrio. El gobierno de la provincia declara la guerra a Corea sin que quede claro si a la del norte o a la del sur. Y así es como un portaviones coreano, que no se sabe si es del norte o del sur, se instala cerca de San Nicolás.

Días después ella y él, toman un café. Parece que hay un nuevo entendimiento. Quizá algo renazca. Hay cierto brillo en sus miradas.

“Cuando una pareja se pelea, nunca hay que tomar partido. Porque por ahí después se arreglan y vos quedas como el culo con el otro” dice una señora mientras ve pasar aviones bombarderos rumbo al centro de Santa Fe.  

Indispensable para la construcción de determinadas infancias

Clarisa G. habla del descubrimiento que hizo cuando aún era niña.

“Siempre el cuento a mi marido que cuando era chica en la cuadra de mi barrio, el porcentaje de viejos hinchapelotas era superior al promedio de otros sectores, tanto del barrio como de la ciudad”.

Clarisa alude a esos vecinos de edad avanzada que reprimen niños tanto por estar saltando la soga a la hora de la siesta, como jugando al fútbol en la calle, etc, etc.

“Básicamente les joden los niños. Pero en mi cuadra había demasiados. Siempre nos llamó la atención. Teniendo alrededor de 12 años, y cuando ya empezábamos a juntarnos con los varones, un día decidimos seguir a Don Berto, un jubilado de extraño acento y nacionalidad incierta, que solía soltarnos dos perros cada vez que nos veía jugando en el pasto de la plaza, ya que generalmente estos ancianos de mierda viven en lugares estratégicos para el conflicto geriátrico-infantil, como por ejemplo, frente a una plaza”, sostiene Clarisa  

Cuestión que un día decidieron seguir a Don Berto cuando este salió de su casa. No saben por qué. Pero lo siguieron. Caminó unas veinte cuadras a eso de las diez de la mañana de un sábado. Llega hasta un galpón y se mete. Entonces los chicos decidieron treparse al techo del galpón. Había unas claraboyas. Se asomaron y pudieron ver algo increíble.

“Era como un congreso de viejos hinchapelotas. Eran como cuatrocientos. Uno desde un escenario iba leyendo una especie de informe  

-Hoy sábado sería bueno lograr 350 insultos y gritos a niños por pasar en bicicleta por nuestra vereda, correr a 40 que intenten robar nísperos de nuestro jardín…

-Que para eso los plantamos, para que intenten robarlos y nosotros los sorprendamos y los corramos…! –gritó uno…

Todos aplaudieron. Luego el del escenario siguió leyendo distintas metas a conseguir y finalmente terminaron mostrando una película en blanco y negro que enseñaba distintas técnicas para cortar pelotas de fútbol cuando caigan desde la calle en las propias casas. Con cuchillas, cortafierros, sierras, punzones y hasta con un sacacorcho”.

En determinado momento, uno de los pibes de la barra, empujó sin querer una maderita que cayó desde la claraboya. Uno de los ancianos se dio cuenta.

-Hay pibes ahí arriba! A ellos! – gritó.

De pronto los cientos de ancianos empezaron a correr hacia las escaleras que iban al techo. Otros, empezaron a trepar por unas columnas de hormigón. Se movían con agilidad de adolescentes

 “Eran como gatos.  Corrían y saltaban, todos rumbo al techo, mientras gritaban

-Eeeeehhh… Vamos contra los pibes….vamos…. eeehhhh…

Nosotros estábamos acorralados. Empezamos a bajar por la medianera del costado, hacia otro terreno. Nos tiramos mientras veíamos que los viejos ya estaban en el techo del galpón. Un par ya estaban listos para saltar,  pero se escuchó una voz.

-No salten. No les hagan nada-

La voz provenía de un extraño ser luminoso que estaba parado al borde de la escalerita de una nave espacial.

-Toda infancia en la calle debe tener una serie de viejos de mierda que complementen la felicidad de ser niño con el miedo, la amenaza y el odio que provocan estos adultos mayores. He ahí el equilibrio del universo. No los persigan. Vamos a hablar con ellos- dijo esa especie de extraterrestre. Y se empezó a acercar a nosotros, para hablar.

(Continuará)  

Unicef sobre la niñez y la adolescencia

Acerca del popular y difundido comentario por el cual se establece que un niño o niña marca su entrada en la adolescencia cuando ve a los padres como boludos y establece distancia casi avergonzándose de ellos por lo cual muchas veces piden que los dejen a dos cuadras de un cumpleaños, Unicef emitió una declaración RECOMENDANDO no provocar profecías auto cumplidas con el sencillo trámite de dejar de comportarse como boludos, ya que en el 95% de los casos los niños casi adolescentes los ven así porque, efectivamente, se muestran de esta manera para obedecer ese mandato social. Si todo el mundo lo dice, mejor tomarlo como una advertencia y corregir esta situación, antes que tomarlo como una verdad imposible de modificar. Ser boludo a veces es confortable.   

NOTICIAS DESTACADAS