sábado 4 de abril de 2020
Ocio |

Usos desconocidos de la cáscara de huevo que demuestran no ser solamente basura orgánica

Todos sabemos que los huevos están llenos de proteína, vitaminas y minerales, pero son pocos los que conocen todos los usos que se le puede dar a sus cáscaras

Para nadie es un secreto que el huevo es uno de los alimentos más completos y nutritivos de la naturaleza. Es rico en vitaminas, minerales, calcio, lípidos y proteínas; además goza de un increíble sabor y textura que lo convierten en un ingrediente base de miles de platos en la gastronomía mundial.

Aunque los beneficios de este alimento son conocidos por todos, la mayoría ignora los diferentes usos y virtudes que posee su cáscara, no solo para elaborar abonos o manualidades, sino que también es recomendable ingerirla, por ser provechosa para la salud.

FERTILIZANTE

Por su alto contenido de calcio y minerales, las cáscaras de huevo son perfectas para ser utilizadas como fertilizante. Aplástalas y rocíalas dentro de los orificios donde colocarás las semillas. Dos veces al mes, podes repetir el proceso y colocar algunos trozos más de cáscaras de huevo por encima de la tierra.

PLANTAR TUS SEMILLAS

Las cáscaras de huevo son excelentes para plantar las semillas hasta que estén listas para ser trasplantadas. No sólo funcionan como una pequeña maceta, sino que también liberan gradualmente calcio y otros nutrientes que ayudan a que la planta se desarrolle.

FUENTE DE CALCIO

Pulverizando cáscaras de huevo secas y agregándolas a tus comidas podes aprovechar las grandes concentraciones de calcio que contienen sin alterar el sabor de tus platos. Este producto es ideal para prevenir la osteoporosis, fortalecer los dientes y regular los niveles de colesterol en la sangre.

FORTALECEDOR DE UÑAS

Pulverizar la cáscara de huevo y añadir un poco del polvo en el esmalte de uñas para que crezcan fuertes y brillantes, gracias al calcio y al colágeno que este producto contiene.

QUITAR LAS MANCHAS DE TÉ Y CAFÉ DE LAS TAZAS

Si las tazas ya no se ven tan blancas, colocar dentro de ellas cáscaras de huevo machacadas y llenarlas con agua tibia. Dejarlas reposar durante la noche. Al día siguiente, la mancha debería haber desaparecido.