miércoles 8 de julio de 2020
Ocio | Torta | tarta |

Tarta de ricota en pocos pasos, una receta exquisita

Una receta para acompañar con dulce de leche, frutas o nueces. Simple para hacer en cualquier momento del día y ponerle tu toque personal.

La torta de ricota argentina forma parte de su tradición cultural. Podríamos decir que este es uno de los postres más conocidos y habituales dentro Argentina. Es muy común ver este postre durante la época de pascuas en la mesa de cualquier familia, claro que no solo se debe esperar a las fechas de celebración, sino que muchos argentinos la consumen en la merienda de su día a día. Por lo general, esta torta suele degustarse a temperatura fría y con un buen café.

A pesar de que este pastel tiene ingredientes de carga calórica considerable, la presencia de la ricotta ayuda a aligerar la carga energética. Entre los lácteos, este es el derivado con mejor balance nutricional. Sus proteínas son de alto valor, pero tiene una concentración de grasa mucho mejor.

¿Qué necesitamos?

-300 gramos de harina 0000

-150 de azúcar

-500gr de ricota, con un poquito de ralladura de limón para el relleno

-200 gramos de manteca

-100 gramos de maicena

-10 gramos de polvo para hornear

-2 huevos

-1 cucharada de esencia de vainilla

-una pizca de sal

Paso a paso

Para hacer esta torta de ricota lo primero que tenes que hacer es asegurarte de tener harina, azúcar, manteca, polvo para hornear y ralladura de limón para poder hacer la masa que, como tiene bastante materia grasa, es importante que no la manipules demasiado para que no se ablande la manteca.

Cuando este lista la masa, llevar la masa a la heladera cubierta con un papel film o una bolsa de nylon durante aproximadamente media hora. Después, sacala y dividila en dos. Con el primer bollo hay que armar la base, tratando de darle la forma que más te guste pero que no sea muy finita para que soporte el relleno.

Después, mezclar la ricota con el azúcar, la yema y una cucharadita de esencia de vainilla. Una vez que está listo, agregar la mezcla en la base de masa previamente puesta en el molde de tarta apto para horno. Con el segundo bollo de masa, volver a estirar y cubrir toda la superficie. Es importante que queden bien pegados los bordes para que no se desarme.

Llevar al horno precalentado a 180 grados unos 25 minutos y listo, una vez que veas que esté dorada, está lista para disfrutar en familia.

Tip importante: le podes agregar toppings como dulce de leche, nueces, frutillas o la fruta que mas te guste.

Temas