martes 7 de julio de 2020
Ocio | avena |

Siete maneras de preparar huevo para deleitar el paladar de la familia

El huevo es una alimento bastante nutritivo que se puede preparar de diversas maneras. Acá algunas ricas y sencillas opciones.

El huevo es uno de los alimentos más saludables que existe, debido a la gran cantidad de nutrientes y vitaminas que contiene. Lo mejor de todo es que son variadas las formas en las que se puede preparar y disfrutar.

A la plancha, en tortilla, cocidos, fritos, al microondas, son infinitas las recetas para cocinar un huevo. Además, es un ingrediente perfecto para todo tipo de comidas, como desayunos, almuerzos, meriendas o cenas. Aquí cinco maneras de sacarle provecho.

1. Huevo cocido:

La cantidad de minutos que se requiere para cocer un huevo y que quede perfecto depende del gusto de cada persona. Lo recomendable es meter el huevo al agua cuando haya empezado a hervir (para que no se rompa).

Se aconseja dejar 11 minutos si le gustan bien hechos, 9 minutos para los que desean el huevo cocido a punto, 7 minutos para los que lo prefieren jugoso y solo 5 minutos para los que se inclinan porque la yema quede líquida.

2. Huevo a la plancha:

Una manera ideal de sustituir el huevo frito es prepararlo a la plancha. Solo requiere de un poco de aceite o si se tiene una buena sartén antiadherente no habría que echarle ni una gota.

Se echa el huevo cuando la sartén esté bien caliente, se baja el fuego y, para que quede perfecto, se pone la tapa. Esto permite que con el vapor que se genera, la clara quede bien hecha y la yema líquida.

3. Huevo poché:

La recomendación para que preparar un buen huevo poché, o escalfado, y no fracasar en el intento es seguir unos sencillos tips: primero, usar huevos frescos, ya que son más firmes y tienen una consistencia menos líquida lo que hace que no se rompan fácilmente. Lo segundo es poner una cucharada de vinagre de manzana al agua, pues ayuda a coagular rápidamente la clara y evita que se desparrame.

4. Pan nube:

El pan nube, también conocido como “cloud bread”, es una receta que hace algún tiempo atrás se hizo viral, porque no lleva gluten, además es baja en carbohidratos, rica en proteínas y poco calórica.

Solo requiere tres ingredientes: 100 gramos de queso crema, ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio y tres huevos. Para preparar se debe precalentar el horno a 150ºC, separar las claras a punto de nieve junto al bicarbonato. Por otra parte, batir las yemas con el queso crema.

Después se integran ambas masas con una espátula, realizando movimientos envolventes. Añadir sal al gusto y pimienta, también se puede agregar especias o incluso un poco de endulzante.

Para finalizar se colocan varios montoncitos de masa encima de papel de horno con un poco de aceite de oliva (para que no se pegue) y se hornea por 20 minutos. La mejor opción es comerlo en sandwich, con queso y jamón.

5. Tortilla:

Una opción ideal para una cena es la denominada tortilla vaga, que estará lista en 5 minutos. Solo se necesitan dos huevos y los toppings que cada persona desea. Una combinación perfecta es con albahaca, tomate cherry y parmesano.

6. Huevos revueltos:

Es perfecta para el desayuno o el brunch del domingo. Se recomienda usar huevos de categoría 0 y manteca de buena calidad. Solo se debe romper cuatro huevos en un bol, añadir sal, pimienta y batir bien. Luego se pone un trozo de manteca en una sartén y cuando esté derretida añadir la mezcla. No dejar de remover con una espátula (o cuchara de madera) y mantener a fuego bajo.

7. Tortitas de avena y banana sin azúcar:

Es una receta que no falla y es perfecta para las meriendas. Para prepararla sólo se necesita una banana madura, dos huevos grandes batidos, 40 gramos de harina de avena (o copos de avena molidos) y ¼ de cucharadita de canela molida.

Sólo hay que batir toda la mezcla y hacer las tortitas a la sartén. Se pueden añadir los toppings que cada persona prefiera, algunas buenas opciones son chocolate negro o frutos secos.

FUENTE: La cien recetas

Temas