Aceptó que le arranquen la piel cuando muera para vender sus tatuajes a un coleccionista

tatuajes

Steiner es una “obra de arte viviente” que posa en galerías.


El suizo Tim Steiner vendió su piel como una obra de arte. El artista belga Wim Delvoye, famoso por sus polémicos tatuajes sobre cerdos, lo tatuó hace diez años. La obra está compuesta por una Madonna, una calavera de estilo mexicano, rosas, peces y niños con flores de loto.

El “cuadro”, bautizado TIM, demandó 40 horas de trabajo. En 2008 lo compró el coleccionista de arte alemán Rik Reinking. Tim Steiner, que hoy tiene 40 años, recibió un tercio de la suma.

Desde entonces, exhibe su espalda en distintas galerías. Se queda horas parado con el torso desnudo, para que los visitantes puedan apreciar la obra de Delvoye.

El lado oscuro de la historia

Si esto resulta algo extraño para muchos, no es nada comparado con el costado macabro que tiene esta historia. El hombre se comprometió a dejar que lo desuellen cuando muera, así su piel con el tatuaje podrá seguir siendo exhibida.

“La obra de arte está en mi espalda, yo sólo soy el tipo que la lleva. Mi espalda es el lienzo, y yo soy el marco temporal. Mi piel pertenece a Reinking”, dijo Steiner a la BBC.

NOTICIAS DESTACADAS