domingo 5 de julio de 2020
Ocio | Receta | Bizcochuelo | naranja

Muffins de yogur y naranja: una receta ¡riquísima!

Una receta fácil, con pocos ingredientes y deliciosa. Muffins de yogur y naranja, un antojito para la tarde.

Llegó la receta que solucionará el problema de las meriendas en familia. Los muffins de yogur y naranja son saludables y deliciosos. Se preparan en poco tiempo y ¡se cocinan en menos!. Los muffins de yogur y naranja son una receta deliciosa. Se pueden hacer con cualquier otra fruta frutilla, manzana o mandarina, aunque la naranja es universal y su sabor no falla nunca.

¿Qué necesitamos?

  • 1 huevo mediano
  • 1 yogur natural
  • 70 gr. de azúcar blanca
  • 30 gr. de azúcar moreno
  • 80 gr. de aceite de girasol
  • 140 gr. de harina con levadura
  • ralladura de una naranja
  • dos cucharadas de jugo de naranja

Paso a paso

Leer más► Cómo hacer una torta de peras: la fruta de estación y la receta del año

En un recipiente batir el huevo junto a las dos clases de azúcar y la ralladura de la naranja hasta lograr que la mezcla aumente el volumen y tenga aspecto homogéneo.

Luego, incorporar de a poco el aceite con el jugo de naranja y seguir batiendo con movimientos envolventes. Ahora hay que incorporar el yogur.

Por último agregar la harina tamizada y mezclar bien hasta integrar todos los ingredientes.

Calentar el horno a fuego medio y hornear durante quince minutos aproximadamente, hasta meter el cuchillo y sacarlo limpio.

Dejar enfriar y decorar con chispitas de chocolate, crema, dulce de leche repostero o merengue italiano, según el gusto de cada familia.

Bonus Track: cómo hacer un glaseado de limón para los muffins.

Para el glaseado:

  • 200 gr de azúcar impalpable
  • Jugo de 1 limón

Para el glaseado

  • Mezclar el azúcar impalpable con el zumo de limón hasta que quede una crema suave de color blanco.
  • Por último, una vez que el bizcochuelo se quede un poco tibio, extender el glaseado encima y dejar que se seque antes de servir.

Podemos optar por jugo de limón, naranja, pomelo o cualquier cítrico que nos guste para darle sabor al glaseado.

También colorear el glasé con tintes naturales de los colores que elijas.