martes 4 de agosto de 2020
Ocio | Arte |

Las mujeres que aman los mandalas saben cómo afrontar momentos complicados

Los mandalas traen grandes beneficios para vos. Conocelos en esta nota.

La humanidad está pasando por momentos en los que parece caos. Nos sentimos tan angustiadas, estresadas y cansadas de los problemas y malas noticias que podemos llegar a sentirnos mal física y emocionalmente. Sin embargo, algunas mujeres han encontrado un respiro en el arte, especialmente en las mandalas.

Quizá creas que dibujar figuritas con los lápices de colores es cosa de niños, pero no lo es. Colorear mandalas es algo que puedes hacer sin necesidad de ser una experta. Basta con seguir tus instintos y dejarte llevar.

Quienes han encontrado paz en esta actividad, han adquirido una fuerza especial.

Según el idioma sánscrito, la palabra "mandala" significa "círculo" o "centro". Estos círculos son símbolos espirituales que simbolizan el universo en el budismo y el hinduismo. Los mandalas representan armonía y plenitud con el universo y la mente por lo que al llenarlas de color, te sientes más relajada.

No es un secreto que el arte es terapéutico, después de todo está ligado con los beneficios de la meditación.

Cuando logras olvidarte del caos del mundo exterior por unos momentos, eres capaz de encontrar el lado positivo de todo. Te concentras tanto en cada detalle de tu mandala que recuerdas que siempre hay algo bueno en medio de lo malo y que después de la tempestad, viene la calma.

Se cree que los mandalas invocan energías positivas y equilibra las energías mismas de tu cuerpo. El secreto está en relajar tu mente y no pensar en problemas mientras coloreas.

Si amas los mandalas, sabes que has aprendido a desarrollar tu inteligencia emocional, lo que te lleva a buscar soluciones más prontas a lo que te agobia. Pero también has aprendido a aceptar que no eres invencible y que es válido soltar lo que no puedes controlar.

Hoy, sabes afrontar los momentos más complicados, no porque tengas la solución a todo sino porque eres capaz de entender el mundo desde otra perspectiva. Cuando entiendes lo que hay a tu alrededor, sabes hacia dónde dirigirte.

El mundo no es tan complicado como parece cuando eres capaz de transformar el caos en cosas hermosas. Las posibilidades para crear arte son infinitas y eso te hace increíblemente poderosa.

A través de los colores, has aprendido a darle la vuelta a la situación más horrible. las mandalas te han enseñado a ser resiliente y eso te ha ayudado a enfrentar el mundo.

FUENTE: Nueva Mujer

Temas