“El Marginal 3” mostró a “Barreda” y ya hay polémica

El Marginal 3 mostró a "Barreda" y ya hay polémica

En el Marginal 3 Masajnik encarna a Tubito, una mezcla del femicida con Breaking Bad.


Tras su explosivo y convocante debut por la pantalla de la TV Pública con un rating de 14 puntos, El marginal 3 sigue dando que hablar con el nuevo personaje de la saga llamado Tubito. Presentado en el primer capítulo como el bioquímico que maneja un laboratorio de la prisión y que provee de pastillas a la ahora adicta Emma (Martina Gusmán), el personaje interpretado por el actor David Masajnik se perfila como un eslabón fundamental de la trama en la que pisa fuerte un cartel del narcotráfico. Sin embargo, Tubito encarna otro atractivo para la audiencia, el de emular al odontólogo femicida Ricardo Barreda.

El Marginal 3 mostró a "Barreda" y ya hay polémica
El Marginal 3 mostró a “Barreda” y ya hay polémica

Leer más►“Capitán América” se enfrentará a “James Bond” en una nueva película llena de misterio

“Una cosa es lo que dicen los diarios y la familia de mi esposa, pero yo siento que hay mucha gente que comulga conmigo. Recibo un montón de cartas de apoyo y muchas son de mujeres que pretenden ser mis novias”, es la primera frase que dijo el químico preso en la ficción, dejando una referencia inevitable. “¿En algún momento te arrepentís por lo que hiciste?”, le pregunta Emma. “Usted no las conoció a ellas. Eran tres yeguas reventadas: mi esposa, mi suegra, sobre todo, y mi cuñada. ‘Putito’ me decían”, replica él. A diferencia de la historia real, en la que el odontólogo platense mató a su mujer, su suegra y sus hijas, aquí el femicida asesinó a su cuñada.

En la segunda temporada de El Marginal apareció Quique, el cuis; un personaje que parecía también calcado de la vida pública. Se trataba de un cantante de cumbia famoso que interpretó el actor Diego Cremonesi, que cantaba un hit pegadizo llamado Piñata y que fue salvajemente asesinado por El Sapo. Ahora, en la tercera, el de Tubito -inspirado casi hasta el plagio de la propia vida de Barreda- ocupa de algún modo ese lugar,

En la vida real, Ricardo Alberto Barreda es un odontólogo que en 1992 asesinó a su esposa, Gladys McDonald, a sus dos hijas, Cecilia y Adriana Barreda y a su suegra, Elena Arreche. En 1995 fue condenado a prisión perpetua. A principios de 2008 le concedieron el beneficio de arresto domiciliario por su buena conducta y por ser mayor de 70 años, revocada luego por violarla con la excusa de necesitar ir a una farmacia. El 11 de febrero de 2011, el beneficio de prisión domiciliaria le fue devuelto. Luego de violar el arresto domiciliario en marzo de 2011, volvió a la prisión, pero al final de ese mismo mes le fue otorgada la libertad condicional. En la cultura popular argentina el caso Barreda ha sido tomado tanto para denunciar y cuestionar el femicidio como un acto de violencia extrema, y también, lamentablemente, como para justificar y promover la violencia contra la mujer.

"El Marginal 3" mostró a "Barreda" y ya hay polémica
Barreda
La declaración en el juicio de Barreda que lo condenó sirvió para recrear las escenas de ficción que se verán en El Marginal 3 para contar la historia del personaje que lo inspiró:

“Aquel domingo bajé lo más tranquilo. Ellas acababan de almorzar. Pasé por la cocina y le dije a mi esposa: voy a pasar la caña en la entrada, el plumero en el techo, porque está lleno de insectos atrapados que causan una muy mala impresión. O sino, le digo, voy a cortar y atar un poco las puntas de la parra que ya andan jorobando. Voy a sacar primero las telas de araña de la entrada, que es lo que más se ve. Me dice: ‘mejor que vayas a hacer eso. Andá a limpiar que los trabajos de conchita son los que mejor te quedan, es para lo que más servís’. No era la primera vez que me lo decía y me molestó sobremanera. El asunto viene a que yo me atendía mi ropa, si se me despegaba un botón me cosía el botón. Es decir, me atendía personalmente en todo lo referente a mi indumentaria. Al contestarme ella así, sentí como una especie de rebeldía y entonces le digo: el conchita no va a limpiar nada la entrada. El conchita va a atar la parra. Para hacer eso había que sacar una escalera del garaje. Voy a buscar un casco que estaba en el bajo escalera, porque tuve dos conocidos que haciendo cosas similares se vinieron abajo y tuvieron lesiones serias en la cabeza. Entonces yo me había comprado un casco de esos de obreros de la construcción y voy a buscar el casco y encuentro que afuera del bajo escalera, entre una biblioteca y la puerta, estaba la escopeta parada. Los cartuchos estaban al lado, en el suelo, en una caja, y así habían estado desde hacía mucho tiempo. Y ahí, bueno, fue extraño. Sentí como una fuerza que me impulsaba a tomarla. La tomo, voy hasta la cocina, donde estaba Adriana, y ahí disparo”, relató el femicida.

Leer más►Esta actriz será Ariel en el live action de “La Sirenita”

En las redes

Según lmneuquen mientras en las redes algunos celebraron el personaje de “Tubito”, otros consideraron excesivo y morboso “el plagio” de Barreda con la impronta de Walter White de Breaking Bad. “Ni una idea se les cae”, dijeron algunos, enojados.

NOTICIAS DESTACADAS