domingo 12 de julio de 2020
Ocio | Receta | Alimentos |

Cómo hacer pan de ajo y queso gratinado ¡irresistible!

Te mostramos como hacer pan de ajo para acompañar cualquier comida familiar. Queda muy sabroso, y el toque del queso rallado lo hace irresistible.

La cuarentena nos da hambre a cualquier hora del día. El aburrimiento nos da ganas de comer, y una buena idea es tener a mano estos pancitos de ajo y queso gratinado que la rompen acompañando cualquier comida. Los podemos comer como snack, solos, con dips de zanahoria y remolacha, para untar en diversas salsas como guacamole, o pasta de zapallo o berenjenas ahumadas.

¿Qué necesitamos?

Una tira de pan.

4 dientes de ajo bien picados.

Tres o cuatro cucharaditas de aceite de oliva

50 gr manteca derretida.

Queso rallado tipo mozzarella o cremoso. El que mas te guste.

Una pizca de sal.

Una pizca de pimienta.

Una pizca de orégano.

Paso a paso

Primero cortamos la tira de pan en rodajas de unos dos o tres centímetros de grosor y las reservamos.

En el vaso de la batidora o mini pimer, ponemos los dientes de ajo, el aceite de oliva, la manteca a temperatura ambiente o derretida, la sal y pimienta al gusto, y lo batimos todo hasta obtener una especie de salsa.

Ahora, ponemos las rebanadas de pan en una rejilla de horno y vamos pintando todos los panes con la salsa hasta que queden bien impregnados.

Por último, pondremos queso rallado encima de los panes a nuestro gusto, y los aderezaremos con un poco de orégano. Finalmente lo llevamos todo al horno a fuego medio durante 15 minutos o hasta que se comience a dorar ¡y listo!, ya tenemos el pan de ajo perfecto para disfrutar acompañado de una buena picada.

Bonus track: palitos de queso para acompañar las picadas

palitos

¿Qué necesitamos?

  • 1 ½ taza del queso que mas te guste rallado
  • 4 cucharadas de manteca a temperatura ambiente
  • ¾ taza de harina (o un poco más para espolvorear)
  • ½ cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de pimentón ahumado, dulce o picante
  • 1 cucharada de leche, queso crema o crema de leche

Paso a paso

Precalentar el horno a fuego medio. En la procesadora de alimentos combinar el queso, la manteca a temperatura ambiente, la harina, la sal y el pimentón. Mezclar hasta que adquiera consistencia de masa grumosa. Agregar la leche y seguir mezclando hasta que la masa pueda formar una bola homogénea.

En una superficie ligeramente enharinada extender la masa con un palo de amasar y darle forma de rectángulo de 20 cm de largo y 25 de ancho aproximadamente, con medio cm de grosor. Con un cuchillo afilado cortar la masa en tiras finas de 20 cm de largo y 1 cm de ancho, o de la medida que vos elijas.

Enmantecar y enharinar una bandeja y transfiere allí los palitos dejando una distancia de 1 cm entre cada uno. Hornear en la rejilla durante doce o quince minutos hasta que los bordes se doren y los notes crujientes. Retirar del horno y dejar enfriar.

Servir a temperatura ambiente. Estos palitos de queso pueden guardarse en un recipiente hermético durante dos días, pero realmente son mucho mejor recién horneados.