miércoles 8 de julio de 2020
Ocio | Flan | Dulce de leche |

Cómo hacer flan casero de leche condensada

Este es el clásico flan que todos hicimos alguna vez, queda riquísimo y no tiene ninguna complicación. Te contamos el paso a paso.

El flan casero es sin dudas un clásico en la cocina de todos los argentinos, y si tiene leche condensada ¡mejor!. Cómo se puede lograr algo tan delicioso con pocos ingredientes que tenemos siempre en la heladera. Te mostramos el paso a paso de la receta mas clásica de los postres argentinos.

¿Qué necesitamos?

1 lata de leche condensada de las grandes (740 grs.)

2 medidas de la lata de leche entera.

8 huevos.

1 cucharada de aroma de vainilla.

120 grs, de azúcar para hacer el caramelo.

2 cucharadas de agua.

Paso a paso

Primero cocinamos el caramelo poniendo el azúcar con las dos cucharadas de agua en el molde al fuego, calentamos hasta que el azúcar empiece a dorarse y apartamos.

Ponemos en un recipiente la leche condensada, las dos medidas de leche, el aroma de vainilla y los huevos, batimos todo con la batidora y echamos la mezcla en el molde. Metemos en en el horno precalentado a fuego medio durante 45 minutos. Dejamos enfriar y desmoldamos.

Bonus track: dulce de leche para acompañar el flan de leche condensada

dulce de leche p.jpg

¿Qué necesitamos?

800 ml de leche de coco, avena o almendras

250 gr de azúcar (preferentemente orgánica), puede ser mascabo o integral

2 cucharaditas de esencia de vainilla

Paso a paso

En principio, agregar la leche vegetal en una olla y llevarla a fuego mínimo hasta que hierva. Cuando esto suceda, quitar la olla del fuego y añadir la vainilla y el azúcar. Remover con batidor de alambre o cuchara de madera hasta integrar bien y ver una mezcla homogénea.

Llevar nuevamente a fuego mínimo (muy mínimo), revolviendo cada 20 minutos con una cuchara de madera.

Cocinar la preparación durante una hora aproximadamente. Al cabo de este tiempo, apagar el fuego y dejar que se enfríe a temperatura ambiente. Si bien la consistencia puede quedar un poco líquida, se endurece en la heladera.

Colocar el dulce de leche sin lácteos en un frasco esterilizado para mejor conservación.