10 palabras que no debemos dejar que se vuelvan vacías

Defensores de la lengua exponen que la sobreexposición de algunas palabras en los medios masivos pueden hacer que estas pierdan significado.


Con fines económicos o políticos, algunas palabras han sido sobreexpuestas en los medios de comunicación y algunos expertos coinciden en que esto podría hacer que pierdan su verdadero significado.

 

Defensores de la lengua exponen que la sobreexposición de algunas palabras en los medios masivos pueden hacer que estas pierdan significado.

 

  1. Sostenibilidad

En el ámbito del medio ambiente, ésta es una apropiación indebida continuada. Según Escrivà, esta palabra “se ha desgajado en la también muy pomposa, nebulosa y poco enjundiosa economía circular”

 

  1. Sostenibilistas

Para Escrivà, estas tres palabras: sostenible, sostenibilidad y sostenibilistas son cadáveres lingüísticos.

 

  1. Ecotasa

Se emplea para penalizar, desmotivar o reducir una actividad indeseada a través de un impuesto. Expresiones como ecotasa no sirven porque van asociadas a la idea de que el medio ambiente tiene un coste extra impopular. En cambio, si decimos «impuesto por contaminar» tiene un impacto positivo en las personas.

 

  1. Valorización energética

Se utiliza cuando las autoridades tienen planes de incineración de residuos como forma de tratar la basura, pero esta palabra se suele ocultar. Sus promotores utilizan la expresión «valorización energética». Lo hacen porque la incineración de la basura incorpora en su fase final el aprovechamiento del calor residual para producir electricidad.

 

  1. Ecológico

Medios y políticos se han apropiado de la palabra ecológico empleándola inadecuadamente.

Los términos ecológico, biológico y orgánico son sinónimos en este contexto, y garantizan que los alimentos son etiquetados como tales por los consejos reguladores autorizados.

 

  1. Economía circular

Esta expresión quiere marcar la necesidad de concebir el producto considerando su ecodiseño e identificar el amplio abanico de procesos que permiten aprovechar los residuos para transformarlos en recursos para una nueva fabricación. Es recomendable decir: economía baja en residuos.

 

  1. Implementar

Implementar es poner en funcionamiento, aplicar métodos, medidas para llevar a cabo algo. Se recomiendan usar palabras más conocidas por la población.

 

  1. Movilidad

Se dejó de usar la palabra transporte, pues sólo incluye los trayectos en vehículos motorizados, mientras que el términos movilidad abarca los movimientos en bici o a pie.

En el lenguaje usado a diario, esta palabra no cuaja. Para la mayoría, la ‘movilidad’ la recupera una persona que estuvo lisiada; y si es laboral, sigue siendo una consigna amenazante.

 

  1. Disruptivo

Alude a un proceso o un modo de hacer las cosas que supone una ‘rotura o interrupción brusca’ y que se impone y sustituye a los que venían empleándose.

 

  1. Vegano

Palabra polémica, querida por unos y odiada por otros, pero la verdad es que está amenazada. Algunos buscan combatir su profunda carga política, por ser enmienda a la totalidad del modelo agroalimentario.

 

Fuente: www.bioguia.com

NOTICIAS DESTACADAS