Inauguraron en Santo Tomé el predio de la Agencia de Bienes Decomisados

Se trata de un espacio con depósito cerrado de 5 mil metros cuadrados, al cual se derivan los bienes secuestrados por la Justicia Penal para su conservación y disposición.


El gobernador Miguel Lifschitz inauguró este martes en Santo Tomé, el predio de la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (Aprad).

Se trata de un espacio con depósito cerrado de 5 mil metros cuadrados, al cual se derivan los bienes decomisados por la Justicia Penal para su conservación y disposición. Allí se concentran todos los efectos incautados en el centro norte de la provincia, tal como se hace en el sur santafesino, en la localidad de Alvear.

“Este es un nuevo paso adelante que damos en materia de Justicia, de reparación del daño que producen las organizaciones delictivas en la sociedad en general y en las víctimas directas en particular”, dijo el gobernador.

“Estas instalaciones serán útiles para preservar adecuadamente los bienes decomisados a organizaciones delictivas, para que mantengan su valor y posteriormente, en subastas públicas y transparentes, podamos recuperar en parte el valor de lo secuestrado. Al devolverlos a la sociedad, a las propias víctimas, a instituciones de bien público u organismos que realizan tareas de servicio social, generamos un concepto avanzado de justicia restaurativa: ya no solamente lo que nos exigen los ciudadanos, que es detener y sancionar penalmente a los responsables de delitos, encarcelarlos y que cumplan su pena, sino resarcir a las víctimas y a la sociedad en su conjunto del daño producido por los delincuentes y organizaciones delictivas“.

Política pública

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, recordó que “hace tiempo, por orden y pedido del gobernador Lifschitz, avanzamos en el desmantelamiento de las principales organizaciones criminales que teníamos en la provincia. Trabajamos fuertemente en investigaciones colaborando con el Ministerio Público de la Acusación y con los fiscales federales para que aquellos delincuentes que se creían con impunidad en Santa Fe hoy estén bajo las rejas”.

“El mensaje político es muy claro: vamos a ir contra las organizaciones criminales, vamos a detener a los delincuentes y les vamos a sacar sus bienes para que pierdan capacidad económica y logística”, indicó.

Por su parte, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Ricardo Silberstein, aseguró que “lo que vemos hoy es un modo de hacer política. Lo que estamos viendo acá es una gestión pública y concreta que se puede hacer porque hay una decisión política del gobernador de hacerlo y no solo del Frente Progresista sino de todos los partidos, en un trabajo de consenso político”, concluyó.

APRAD

El organismo fue creado por ley a partir de una iniciativa del Poder Ejecutivo y comenzó a funcionar, en el ámbito del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia, en 2018.

De este modo, Santa Fe es pionera a nivel nacional en cuanto a la disposición, reutilización y venta de bienes muebles e inmuebles provenientes del delito que ya lleva recaudados $ 4.045.000 solo por el remate de vehículos incautados a bandas criminales. A esto se agrega la compactación de desarmaderos ilegales, la donación de piezas a escuelas técnicas y la recuperación de propiedades valuadas en dos millones de pesos.

Lo novedoso de esta política pública, sin precedentes en la Argentina, es que los fondos obtenidos con la subasta de los bienes decomisados son destinados a fines sociales, culturales y deportivos en beneficio de toda la comunidad.

NOTICIAS DESTACADAS