Rafael Gutiérrez: “Hay mucha preocupación en el Poder Judicial”

Rafael Gutiérrez

Rafael Gutiérrez, presidente de la Corte Suprema de Santa Fe, admitió que “hay mucha preocupación en el Poder Judicial” de esta provincia, luego de los atentados contra dos jueces que intervinieron en la investigación y el juicio contra la banda de Los Monos.

El ministro de la Corte reclamó medidas especiales de seguridad para los funcionarios. “Amenazas siempre hubo en el fuero penal, pero nunca atentados de este tipo. Ahora hay que agradecerle a Dios que no murió nadie”, advirtió.

-¿Qué mirada tiene el Poder Judicial de los atentados contra jueces y sus familiares?

-La preocupación no es solo del Poder Judicial, sino del Estado. Es muy grave lo que está pasando. Este tipo de atentados nunca sucedieron en democracia. Yo estoy en la Justicia desde 1975 y nunca ocurrió una cosa así. En principio, cuando empezaron los primeros tiroteos, no se le ha dado la dimensión que tiene a este problema. El último ataque contra el padre del juez Juan Carlos Vienna no terminó en una desgracia por casualidad. Una bala le pasó muy cerca dentro de la casa. Yo no le adjudico a nadie este hecho hasta que los fiscales no me digan quiénes son los autores intelectuales y materiales, quiénes son los sicarios que cobran para hacer este tipo de trabajo. Hay que tomar conciencia que viene la apelación de las condenas a Los Monos donde no solo fueron condenados miembros de la banda, sino también policías. Y es necesario que se instrumenten medidas de seguridad especiales para que jueces, fiscales y periodistas puedan trabajar con tranquilidad.

Inmediatamente después que ocurrió el primer atentado pedí una audiencia al gobernador Miguel Lifschitz, quien nos garantizó que iba a ordenar todas las medidas necesarias para la seguridad de los funcionarios judiciales. Hubo algunas declaraciones poco felices del ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro que puso en duda que el blanco del ataque fuera un familiar de Vienna.

En el edificio de tribunales había muchas deficiencias en seguridad que ahora espero que se subsanen. Para todo el edificio estaban destinados siete policías y muchos de ellos cumplían tareas administrativas. Por día ingresan a ese edificio más de 6000 personas. Queremos que se tomen medidas de seguridad apropiadas para que la gente pueda trabajar con tranquilidad.

-¿Cómo evalúa la reacción del juez Ismael Manfrín de excusarse de la causa tras sufrir dos atentados?

-La decisión de excusarse de la causa de Los Monos que tomó el juez Ismael Manfrín fue puramente personal. Y un tribunal hizo lugar a la decisión. Yo tengo una opinión distinta. Las mafias no le pegan a uno, sino que apuntan generar miedo por el entorno familiar, que es la debilidad que tenemos todos. Los Monos también tienen un proceso por delitos federales. El mensaje es para todos. Tengo cierta información de la investigación, por lo que me llamó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y le pedí colaboración para que la Gendarmería intervenga en la investigación. Bullrich dijo también que se podría sumar a efectivos de fuerzas federales para la custodia de funcionarios.

-¿Los jueces han planteado su preocupación?

-Están muy preocupados, pero todos están convencidos de cuál es la función de cada uno en la Justicia. El que no aguanta este tipo de cosas no está en condiciones de ser juez. Amenazas siempre hubo en el fuero penal, pero nunca atentados de este tipo. Ahora hay que agradecerle a Dios que no murió nadie

-¿La imagen de jueces con chaleco antibalas y en autos blindados parece algo extraño para la Argentina?

-Es lo que uno vio en México o en Centroamérica, en lugares que estaban copados por el crimen organizado. Estamos viviendo una cosa similar. Esto es un flagelo que ataca el Estado de Derecho.

www.LaNación.com.ar

Noticias Destacadas