Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Nueva puja judicial para adoptar al niño que cuidaron

Una familia solidaria recurrió a la Cámara para que revea un fallo que les ordenó entregar al pequeño a una pareja, tras tenerlo más de un año.


Una pareja reclama a la Justicia la adopción de un niño de 16 meses que cuidó desde los 34 días, en el marco del programa provincial de Familias Solidarias. El pedido que por estos días evalúan los jueces de la sala 1 de la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial se basa en la cantidad de tiempo que alojaron al chiquito y el vínculo que estableció con la familia. Desde hace dos meses, el niño vive con la familia a quien se le otorgó la guarda preadoptiva, junto a sus tres hermanos.

Gustavo Monduzzi y Carina Médula se anotaron en el programa del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia en julio de 2016. Seis meses después, desde la Subsecretaría de Niñez les preguntaron si podían alojar a un bebé de solo 34 días. Familias Solidarias es una iniciativa que busca brindar cuidados transitorios a niñas, niños y adolescentes, como alternativa a la institucionalización de los menores.

► Leer más: “Kiki” vuelve temporalmente con la familia Gigliotti

Quienes se inscriben se comprometen a cuidar al menor por un período acotado, en principio 90 días, pero además a aceptar la separación del niño y favorecer su revinculación con su familia de origen o su familia adoptiva. Además, de acuerdo a la presentación del programa, participar del proyecto excluye la posibilidad de adoptar a los chicos.

La convivencia con los niños es “temporal, hasta que se evalúe si puede volver con su familia o se inicie el proceso de adopción, pero para las familias solidarias no es un mecanismo de adopción”, señala tajantemente la presentación del programa en la web oficial.

Monduzzi reconoce que cuando se anotó en el programa de Familias Solidarias “ni siquiera imaginaba” adoptar un niño. Ahora, no sólo inició una pelea para permanecer con el bebé que llama Peque, sino también con sus hermanos.

► Leer más: La familia solidaria de Kiki quiere quedarse con la adopción definitiva

El 2 de febrero pasado, la pareja se presentó ante el juez de Villa Constitución, Oscar Davini, para pedir la guarda pre adoptiva del menor. El magistrado rechazó la solicitud y dispuso que el chiquito sea entregado en guarda a otra familia que se había comprometido a adoptar también a sus tres hermanos.

“Los operadores de Niñez nos empiezan a acusar de que desvirtuamos el programa, cuando ya estaba desvirtuado por ellos cuando se habían cumplido todos los plazos en los que Peque podía permanecer con nosotros”, se lamenta.

Finalmente, el 5 de abril, Davini dispuso que el niño sea entregado a la familia que se había seleccionado del Registro Único Provincial de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) y había aceptado recibir a los cuatro hermanos.

Los Monduzzi decidieron apelar. Ahora los jueces de la sala 1 tendrán la última palabra.

Fuente: www.lacapital.com.ar