El transporte interurbano se incrementó un 23% este domingo: ¿cuánto aumentó para viajar a cada localidad?

Aumenta el boleto de las líneas C, Recreo, Monte Vera y Laguna Paiva; y también los colectivos que conectan localidades de la provincia. Desde la Secretaría de Transporte de la provincia aseguran que esta suba está vinculada con el aumento de los costos y la inflación.


Redacción Aire Digital

El Ministerio de Infraestructura y Transporte informó que este domingo comenzó a regir en la provincia un nuevo cuadro tarifario que implica un incremento del 23% para los servicios de transporte interurbano. Pablo Jukic, secretario de Transporte de la provincia, confirmó a Aire Digital que este es el segundo incremento que se registra en el año, el primero se dio en el mes de enero y rondó el 35%.

En la terminal de ómnibus, el periodista Julián Brochero -en el móvil de Aire de Santa Fe– relevó los aumentos. Para viajar a Rosario (Tata Rápido y Micro), por ejemplo, el boleto se incrementó de $495 a $605. Este es el incremento en otras localidades de la provincia:

1- El servicio a Esperanza costaba $140 y ahora vale $170.

2- Los colectivos a Humboldt aumentaron de $190 a $230.

3- A Nuevo Torino, el viaje costaba $240 y ahora vale $290.

4- Rafaela: pasó de $320 a $390.

5- Sunchales: aumentó de $410 a $500.

6- Colonia Aldao: se incrementó de $460 a $590.

7- Brinkmann: aumentó de $580 a $720.

8- San Guillermo: el pasaje se incrementó de $750 a $880.

9- San Javier: el aumento es de $435 a $535.

10- Cayastá: valía $225 y ahora cuesta $280.

11- Helvecia: aumentó de $265 a $325.

12- Santa Rosa de Calchines: se incrementó de $140 a $175.

13- Reconquista: aumentó de  $900 a $1.100.

14- Romang: el boleto pasó de $780 a $960.

En la terminal, los pasajeros, que se sorprendieron con el incremento, le contaron a Brochero que el aumento es “fuerte” y se siente en el bolsillo porque en algunos casos supera los $200. Si un santafesino quiere ir a Reconquista, por ejemplo, tiene que invertir $2.200 pesos, ida y vuelta.

Esta semana, la secretaría de Transporte cuenta con un sistema para el análisis de costos desarrollado por la Universidad Tecnológica Nacional, la Consultora Ejecutiva Nacional de Transporte (CENT) y el Grupo de Estudio sobre Transporte (Getrans), el cual determina la estructura de los costos y permite establecer una base racional para la toma de decisiones en lo que hace a la fijación de tarifas de transporte de pasajeros.

Esta nueva suba responde a los aumentos que registraron las principales variables de costos y al nivel inflacionario. “En lo que va del año el combustible y el dólar subieron un 20% y la paritaria de la UTA que en el sur de la provincia ya se definió en un 30%”, explicó el funcionario provincial.

De no mediar grandes inconvenientes de carácter inflacionario este segundo aumento en la tarifa del transporte podría ser el último del año. “La inflación aparentemente empezaráa a desacelerarse en estos meses y si esto se contempla no habría necesidad de nuevos aumentos, pero nadie lo puede asegurar hoy en día”, destacó Jukic.

Mediante dicho monitoreo, se determinó el incremento de precio de los insumos, combustibles, repuestos y, especialmente, a la recomposición salarial de los trabajadores. Por ende, con esta decisión se pretende lograr un equilibrio económico que permita prestar el Servicio de Transporte en forma sustentable.

Jukic destacó que la provincia aporta 1.500 millones al sistema de transporte urbano e interurbano en cuotas mensuales. “Este aumento lo que hace es garantizar la sustentabilidad del sistema de transporte público”, cerró el funcionario.

 

NOTICIAS DESTACADAS