Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Mendoza analiza derogar la ley que prohíbe la venta de misoprostol

misoprostol

Tras el rechazo en el Senado del proyecto de legalización del aborto, la ministra de Salud de Mendoza, Elisabeth Crescitelli, confirmó esta mañana que se avanza en la derogación de la ley que prohíbe en esa provincia la venta de misoprostol, la droga que es utilizada en los abortos no quirúrgicos.

Si bien el Estado adquiere el misoprostol por vía legal para los casos de interrupciones legales del embarazo (ILE), no así el resto de la población, ya que la venta está restringida y sólo puede accederse a través del mercado clandestino con un costo que trepa hasta los 6.000 pesos por las 12 pastillas.

Crescitelli, acompañada por el ministro de Salud de la Nación, Adolfo Rubinstein, manifestó este jueves que “se está trabajando junto a la Legislatura en la posibilidad de la derogación de la ley” que hoy restringe la compra del fármaco en las farmacias de la provincia.

► Leer más: Rubinstein y el aborto: “Siento un poco de frustración, pero se dio un paso enorme”

“Hay gente interesada en este tema en la Legislatura. Hemos tenido reuniones. Estoy más que convencida que la ley debe ser derogada, así que confío en que el Poder Legislativo así lo haga”, expresó la ministra provincial, al referirse a la normativa vigente desde 2009.

Asimismo se refirió a la situación actual de Mendoza, una de las pocas provincias del país que no adhirió al protocolo de aborto no punible. Sin embargo, el Ministerio de Salud tiene vigente desde 2017 una guía para aplicar en los casos previstos como legales. De acuerdo a Crescitelli, en estos dos últimos años de gestión se han realizado 15 interrupciones legales del embarazo.

“Vamos a lanzar una capacitación para asesorar de todo lo que significa la ILE, de cómo actuar en cada caso y está la objeción de conciencia. Tenemos una guía técnica que aplicamos. Hubiera sido más sencillo con la ley, pero tomamos esa decisión desde el Ejecutivo porque no podemos esperar en casos que son tan dolorosos”, indicó.

Respecto al debate en el Congreso, Crescitelli ponderó que “se han escuchado voces de distintas organizaciones científicas”. Y agregó: “Lo más positivo es que se empezó hablar del aborto y que hay un ministro de Salud que sacó la basura de abajo de la alfombra, porque los abortos existen”.

Fuente: Los Andes