Lacunza admitió el fracaso del modelo económico aplicado por Dujovne

Hernán-Lacunza

El nuevo ministro admitió que las prioridades del Gobierno son llevar estabilidad y alivio a la sociedad. Por otro lado reconoció el fracaso del modelo aplicado por su antecesor, Nicolás Dujovne. El fin de semana se reunirá con la comisión del FMI que llega al país este sábado.


Redacción Aire Digital

El ministro de Hacienda y Energía de la Nación, Hernán Lacunza, aseguró que las prioridades del Gobierno son lograr la estabilidad y llevar alivio al bolsillo tras la fuerte devaluación del peso, además admitió que el programa económico no dio los resultados esperados. “Lo primero que me pidió el Presidente es que me ocupe de cuidar a los argentinos”, indicó el ministro que asumió el pasado martes tras la forzada renuncia de Nicolás Dujovne.

Al respecto señaló que la condición de primer orden es recuperar la estabilidad y el segundo paso es llevar alivio al bolsillo. “En materia de bienestar, el programa económico no ha dado los resultados esperados”, reconoció Lacunza. En diálogo con A24, sostuvo que la devaluación afecta el bienestar de la población, sobre todo de los sectores medios. Al destacar las medidas implementadas por la administración de Cambiemos tras la fuerte suba del dólar, puntualizó que el costo que ello implique se va a compensar con la mayor recaudación esperada porque en términos nominales va a subir.

Respecto de las críticas por parte de los gobernadores por el gasto que las iniciativas tendrán, recalcó que el mayor esfuerzo  será de la provincia de Buenos Aires. Además, evaluó que el concepto de que la argentina es un país federal es en las buenas y las malas. “Cuando hace falta llevar alivio a la gente, el esfuerzo es compartido. Ese alivio que se pretende dar con esta medida es también para las familias que viven en las provincias“.

De ese modo, insistió: “Tiene lógica que los gobiernos provinciales hagan su aporte” y afirmó que la medida fue tomada sin consultar dada la tensión financiera y cambiaria. “Lo hicimos para que la gente sintiera menos la tensión en el bolsillo después de las Primarias. La gente no vota por dos o tres meses”, analizó.
El funcionario resaltó que se debía tomar una medida urgente y estimó que habrá un salto en la inflación, principalmente en septiembre por el incremento de la moneda norteamericana. En ese sentido, remarcó que Macri le pidió que ello sea un efecto más transitorio que permanente.

Al ser consultado por la llegada de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) a la Argentina, señaló: “Hablé con autoridades del organismo el lunes a la noche y ellos estaban (listos) para venir inmediatamente, pero les pedí tres o cuatro días para ver los números”. “Nos vamos a encontrar para ver la marcha del programa”, puntualizó y estimó que el desembolso pendiente por parte del Fondo se concretará en la segunda quincena de septiembre.

NOTICIAS DESTACADAS