Igualdad salarial de género: el proyecto oficial no prevé sanciones a las empresas

El Gobierno nacional envió ayer al Congreso el proyecto de ley de equidad de género que busca garantizar las mismas oportunidades de hombres y mujeres en la vida laboral, una “igualdad salarial estricta” y establece nuevas licencias para “conciliar” el mundo del trabajo con la vida privada y familiar. Entre las novedades, otorga la licencia por nacimiento o adopción de hijo por 15 días corridos, cualquiera sea el género del trabajador (hoy el padre tiene solo 2 días); y la posibilidad de pedir 30 días al año “por razones particulares planificadas”, claro que sin goce de haberes.

El texto es de tono declarativo y sólo estipula que los empleadores deberán elaborar o adherir a un “código de conducta” que enviarán al Ministerio de Trabajo. Pero no habla de sanciones o de otros caminos para obligar a los empleadores a que cumplan con la ley, si resulta aprobada en estos términos.

El anuncio del envío de este proyecto de “equidad” fue parte del discurso del presidente Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa el 1° de marzo, y luego lo ratificó el jueves pasado en un acto con mujeres por el Día Internacional de la Mujer. La iniciativa ingresó por Diputados y forma parte de una estrategia del oficialismo este año, de una agenda parlamentaria más vinculada a temas que atraviesan a la sociedad, como es el caso también del habilitado debate sobre el aborto legal.

El proyecto, que implica la modificación de artículos de la Ley de Contratos de Trabajo, establece que “los trabajadores cualquiera sea su género tendrán iguales derechos en todo lo relativo a su acceso al empleo, a su selección y contratación, a sus condiciones de prestación, a su desarrollo o evolución en la carrera dentro de la empresa. Los contratos individuales, las convenciones colectivas de trabajo y las reglamentaciones autorizadas no podrán establecer ningún tipo de discriminación en el empleo, fundada en el género o en el estado civil de quienes trabajan”.

También postula la “igualdad salarial estricta”: “En los contratos individuales, convenciones colectivas de trabajo, reglamentaciones y todo acto por el cual se fijen o estipulen salarios, se garantizará la plena observancia de la igualdad de género en la aplicación del principio constitucional de igual remuneración por igual tarea”.

Se estima que el proyecto será debatido en Diputados en las comisiones de Legislación del Trabajo, y de Familia.

Por otra parte, hoy un tercio de la fuerza laboral está en la informalidad, fuera de todo beneficio laboral; el Presidente ha dicho que también promoverán este año el blanqueo laboral a través de un proyecto de ley.

Cuando habló ante la Asamblea Legislativa, Macri no mencionó la “reforma laboral” que naufragó a fines del año pasado en el Senado, ante desavenencias con la CGT, sin llegar siquiera a ser tratado. Pero el Presidente avisó que recuperaba dos puntos contenidos en esa reforma: el blanqueo laboral, y la extensión de la licencia por paternidad.

Licencias

Esta última quedó incluida en este proyecto de equidad de género, en su segunda parte, que está dedicada a las licencias.

Las licencias especiales serán también de 10 días corridos para la unión convivencial (hoy sólo se contempla el matrimonio); de 5 corridos para someterse a técnicas de reproducción asistida. Para exámenes en el secundario o la universidad serán 2 días por examen con un máximo de 10 al año; y también otorga 10 días de licencia ante situaciones de violencia de género.

Después de la maternidad, la mujer puede acordar con el empleador una reducción (por no más de seis meses) de la jornada de trabajo, manteniendo la proporción de su remuneración, y hasta los 4 años del niño o niña, acordar una jornada reducida en las mismas condiciones.

Fuente: Clarín

NOTICIAS DESTACADAS