Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

El Gobierno y la Corte se reúnen para intentar avanzar en la reforma judicial

En medio de reclamos mutuos y cortocircuitos públicos, dos enviados del Gobierno de Mauricio Macri se reunirán este lunes a las 17 con los cinco jueces de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. La cita será entre el poderoso jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Justicia, Germán Garavano, por un lado, con los cinco miembros del máximo tribunal. Ellos son Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz.

Más allá de los diálogos habituales entre el Gobierno y Lorenzetti, como presidente del tribunal, una interpretación que se hizo el fin de semana en fuentes políticas y judiciales es que desde el macrismo se decide la reunión con todos los jueces de la Corte para no dejar a ese magistrado como único interlocutor.Justamente en el año en el que se le vence a Lorenzetti su cuarto mandato consecutivo al frente de la Corte, puesto en el que lleva más de una década.

Desde el Gobierno trascendió que Garavano y Peña irán al encuentro con una agenda abierta focalizada en el plan anunciado hace dos años por el titular de la cartera judicial y conocido como “Justicia 20/20”. En ese marco, una de las intenciones del Gobierno es avanzar en reformas en el sistema de Justicia como el horario de atención al público y los dos períodos de vacaciones anuales que tiene el Poder Judicial.

Un reciente encuentro organizado por la Corte con magistrados de todo el país a través de diversas comisiones que debatieron reformas en el Poder Judicial permitió detectar que la mayoría de los jueces no creen que cambie en gran medida el funcionamiento de la Justicia con una ampliación del horario de trabajo y la reducción de las ferias de verano e invierno. Sin embargo, desde el Gobierno verían como un buen gesto comenzar a discutir el tema, que no necesitaría de una reforma por ley sino sólo del reglamento de la Justicia vía una acordada del máximo tribunal.

El encuentro también se dará en el marco de una reciente acordada de la Corte firmada por sólo tres de sus cinco miembros (Lorenzetti, Maqueda y Rosatti, con la oposición de Highton y Rosenkrantz) que inhabilitó el funcionamiento de uno de los nuevos tribunales orales que el Gobierno pretendía trasladar al controvertido fuero federal con sede en el emblemático edificio de la avenida Comodoro Py.

A pedido del propio Gobierno, a través del Ministerio de Justicia, y del Consejo de la Magistratura, el organismo que había avalado el traslado de jueces penales ordinarios al fuero federal, esos tres jueces de la Corte sacaron una acordada aclaratoria que en despachos oficiales fue interpretada como un aval a sus planes reformistas para avanzar sobre Comodoro Py.

Además, el encuentro entre los dos funcionarios del Poder Ejecutivo y los cinco miembros de la Corte se dará en el marco del pedido de juicio político que la diputada Elisa Carrió ampliará este lunes a la mañana en el Congreso respecto de Lorenzetti y las críticas por la difusión pública de escuchas judiciales a cargo desde el inicio del gobierno macrista de una dependencia que funciona bajo la órbita del máximo tribunal.

Una versión indicaba que el Gobierno le habría ofrecido a la Corte quitarle su competencia en el tema de las escuchas y devolverla a la Procuración General de la Nación, como había dispuesto la ex presidenta Cristina Kirchner luego de la muerte del fiscal Alberto Nisman.