El intendente Sergio Varisco fue dado de alta y se recupera en su casa

Sergio Varisco

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, recibió el alta médica el martes tras haber sido sometido el pasado viernes a una cirugía de cadera.


Redacción Aire Digital

El intendente de Paraná, Sergio Varisco, recibió el alta médica este martes tal como estaba previsto luego de la operación a la que fue sometido el viernes tras el ataque que sufrió el martes pasado en la vía pública.

Ahora el funcionario enfrente el período de recuperación que involucrará sesiones de kinesiología por 60 días en su domicilio particular, desde donde también retomará sus actividades como intendente. Varisco fue operado en la Clínica Modelo,en donde los profesionales de la salud colocaron una prótesis en la zona izquierda de su cadera.

Leer más► Paraná: agredieron al intendente Sergio Varisco en plena calle y tuvo que ser hospitalizado

El ataque
El martes 1 de octubre el intendente Varisco, fue atacado a la tarde por tres personas en la puerta de la casa de su madre, donde vive hace varios meses. Videos y fotos de las agresiones en calle Pellegrini y del traslado en ambulancia del funcionario se viralizaron inmediatamente. En los videos se ve como Varisco, desde el piso, mira a su agresor -identificado como J.I.M.- que le grita “vos no me vas a dar laburo y yo te termino de matar”, “tu hija me dio la palabra de que me iba a dar trabajo”, “te voy a matar”.

Para el abogado de Varisco, el ataque no fue casual y no está relacionado con las causas por las que lo juzgan
Para el abogado de Varisco, el ataque no fue casual y no está relacionado con las causas por las que lo juzgan

Leer más► Para el abogado de Varisco, el ataque no fue casual y no está relacionado con las causas por las que lo juzgan

Tras los sucesos, el intendente fue trasladado al Hospital San Martín de Paraná con una fractura de cadera por la que deberá ser intervenido quirúrgicamente el viernes o sábado. Los dos hombres y la mujer que participaron del ataque fueron detenidos inmediatamente. Según narró el abogado, la fiscal Paola Farino atribuyó a los agresores, en primer lugar, el delito de coacciones agravadas, debido a que amenazan a un funcionario público como lo es el intendente de Paraná.

Por la lesión que recibió Varisco, los médicos de la clínica privada a la que fue trasladado desde el Hospital San Martín le diagnosticaron un período de recuperación de entre dos o tres meses. Pagliotto adelantó que los atacantes podrían ser imputados por el delito de lesiones graves, porque el tiempo de recuperación se extendería por más de 30 días.

Que se sabe de las causas por las que se investiga al intendente de Paraná

El abogado Rubén Pagliotto representa a Varisco en la causa Mutual Modelo. En los primeros días de febrero del 2020 comienza el debate oral y público en el que se lo juzgará por defraudación a la Administración Pública. “Estamos convencidos de que vamos a andar bien porque no salió ni un peso desde la Municipalidad ya que el contador que viene de la gestión anterior aconsejó no hacerlo”, aclaró el defensor. “Es por esto que no entendemos cómo esta causa pudo llegar a un juicio”, señaló.

El abogado también contó que el juez de garantía afirmó que tiene dudas acerca de la causa pero en este tipo de investigación no es suficiente la duda para cerrar el caso.

Para el abogado de Varisco, el ataque no fue casual y no está relacionado con las causas por las que lo juzgan

En cuanto a la investigación por hurto de energía, Pagliotto aclaró que es el abogado Miguel Ángel Cullen quien representa a Varisco en la causa que le inició Enersa por “engancharse” de la luz. Pagliotto manifestó que “Enersa siempre utiliza la herramienta penal casi en el 100% de los casos” y como se trata de un funcionario público, la Justicia decidió que no se le permita una salida alternativa del conflicto. “En realidad al acto no lo realizó Varisco utilizando su facultad de funcionario público sino que el servicio lo contrató su pareja”, sostuvo Pagliotto.

Varisco también afronta cargos por “financiamiento de actividades de comercio de estupefacientes” junto a otras 32 personas, delito por el que podría recibir hasta 20 años de prisión. A mediados de septiembre fue imputado porque presuntamente hizo “un acuerdo en septiembre de 2017” con Daniel Celis, un sindicado líder narco, a quien “se comprometió a entregarle $50.000 mensuales para financiar” la venta de drogas, según fuentes judiciales.

NOTICIAS DESTACADAS