Investigan la causa de la intoxicación que sufrieron 15 chicos de la escuela Uruguay

Escuela República Oriental del Uruguay

Desde la Región IV de Educación comunicaron que la Assal trabaja para analizar tanto el stock de materias primas como los utensilios de cocina y el agua potable del establecimiento. Advirtieron que los alumnos afectados “comieron lo mismo que los otros 500 estudiantes” y que por el momento “no se descarta ninguna hipótesis”.


Las autoridades de la Región IV de Educación investigan las causas de la intoxicación que sufrieron este miércoles 15 alumnos de la escuela República Oriental del Uruguay, quienes fueron asistidos en el hospital Alassia y afortunadamente, ya están de alta. Juan Cruz Giménez, titular del organismo, dijo en conferencia de prensa que, por el momento, no descartan ninguna hipótesis en torno a lo ocurrido.

“Los chicos afectados son alumnos de 6° y 7° grado, que tienen entre 11 y 13 años. Presentaron mareos y vómitos, síntomas que corresponden al cuadro de intoxicación leve que sufrieron. Ya están todos dados de alta”, precisó.

Giménez indicó también que los estudiantes damnificados consumieron “los mismos alimentos que los otros 500 chicos que a diario comen en la escuela” y que ayer el menú era “fideos con salsa y postre”, una combinación que integra el plan semanal de comidas. Por eso, la Assal trabaja este jueves en el establecimiento para analizar tanto el stock de materias primas como los utensilios de cocina, el agua potable y cualquier otro elemento que pueda ser el responsable de la intoxicación. Tampoco descartan que la causa pueda estar en algún alimento que los chicos hayan llevado de fuera de la escuela. “Por el momento, no desestimamos ninguna hipótesis”, insistió el funcionario.

Juan Cruz Giménez, director de la Región IV de Educación

El protocolo ante una situación de este tenor establece que durante 72 horas no se puede realizar ninguna actividad en la cocina comedor del establecimiento, hasta que la Agencia Santafesina de Seguridad Alimentaria (Assal) termine de efectuar todas las pericias correspondientes. “La escuela activó el protocolo inmediatamente, llamando al 107, a la Assal y notificando a la Región sobre lo que estaba sucediendo. No hubo demoras en eso”, sostuvo Giménez.

Además, el funcionario destacó que esta situación de ninguna manera implica la suspensión de la asistencia alimentaria a los alumnos, ya que este jueves y viernes se trabajará con un servicio tercerizado para otorgarle a los chicos comida que no tenga ninguna relación con la cocina del establecimiento. Finalmente, el entrevistado señaló que tanto los padres de los niños afectados como de cualquier alumno de la escuela, pueden acercarse a la institución para reunirse con los directivos, quienes les brindarán toda la información que demanden respecto a lo ocurrido.

NOTICIAS DESTACADAS