Creación, arte y trabajo en la apertura de nuevos espacios de “El Molino”

El espacio es integrante del Tríptico de la Imaginación y dependiente del Ministerio de Innovación y Cultura de la provincia.


Este sábado, El Molino, Fábrica Cultural (bulevar Gálvez y Pedro Vittori) abrió nuevos espacios destinados al mundo de la creación, los oficios, el trabajo y las artes.

Desde la tarde, más de 70 artistas dieron vida, color y magia a “La sinfonía azul”, una puesta en escena con la que se dio la bienvenida a la primera manzana cultural de la ciudad de Santa Fe. Actores y actrices de diferentes edades realizaron un despliegue escénico por el entorno del edificio, recuperando su historia y su presente; un homenaje al misterio, la extrañeza de la imaginación, el juego de la infancia, las utopías y los mundos imposibles.

Una gran cantidad de espectadores se dio cita en El Molino.

Se trata de la recuperación y puesta en valor del edificio ubicado sobre el margen oeste del complejo del ex-Molino Franchino, de cara a la calle Pedro Vittori. Si bien es un nuevo proyecto, seguirá el lineamiento del espacio que funciona desde 2010, pero incorporará características propias. De esta manera, toda la manzana comprendida entre el bulevar Gálvez, Vittori, Castellanos y República de Siria, estará dedicada a la actividad cultural.

El ala oeste del refuncionalizado edificio del ex-Molino Franchino, tiene una superficie total de 4 mil metros cuadrados y requirió de una inversión de $201.108.159,55.

Durante el acto de apertura, el gobernador Miguel Lifschitz destacó a la ciudad de Santa Fe como “una gran capital de la cultura del país; por historia y por su tradición”. “Estos espacios culturales son abiertos y gratuitos porque están pensados para que los puedan usar todos. Y aquí se puede encontrar un espacio para pensar, reflexionar y encontrarse con otros, para ser protagonista de la vida cultural y no solo un espectador. Se trata de espacios pensados para el futuro, con nuevas tecnologías, y que recuperan nuestros saberes, nuestra historia, prácticas y oficios”, añadió.

Miguel Lifschitz en El Molino

El mandatario provincial celebró la apertura de más espacios culturales, en medio de “este 2019 con tantos problemas en la economía nacional y con tanta incertidumbre”.

Este nuevo espacio de El Molino busca fomentar los emprendimientos de base cultural y creativa a través de acciones que promuevan el desarrollo de la producción escénica, audiovisual, web, multisoporte, editorial, discográfica, gastronómica y de diseño.

Cuenta con 13 salas, dos terrazas y un subsuelo. Entre otras propuestas, habrá una panadería para experimentar con las masas, la alimentación, la cocina y la cultura de compartir mediante la comida; un hall de doble altura para programaciones teatrales; La Terraza de los Silos, donde se desarrollarán ciclos de música al aire libre y convocatorias a diseñadores, gastronómicos y artistas de diversas disciplinas para gestionar proyectos de manera conjunta; El Sótano de Experiencias Artísticas, que abre con la muestra “Otra plaza de los besos”, de Nydia Andino; y La Tienda del Molino, un lugar de exhibición y comercialización de objetos y productos de diseñadores locales.

NOTICIAS DESTACADAS