La Justicia calificó de “inverosímil” una denuncia contra el intendente electo Emilio Jatón

Se trata de una acusación que había sido enviada a la Jefatura de Ministros de la Nación y que apuntaba a que el actual concejal y uno de los involucrados en el homicidio del parrilero Borda estaban supuestamente vinculados a delitos de “facilitamiento y explotación de la prostitución”.


 

Redacción Aire Digital

Walter Rodríguez, el titular de la Fiscalía Federal N° 2 de Santa Fe, desestimó una denuncia que apuntó al intendente electo por el Frente Progesista Cívico y Social, Emilio Jatón, y a uno de los involucrados en el violento episodio que provocó la muerte del parrillero Horacio Borda. Los mismos, habían sido acusados, en una sospechosa acusación, de estar vinculados a delitos de facilitamiento y explotación de la prostitución.

El archivo de la denuncia fue mediante un dictamen que fue resuelto el pasado 5 de agosto y que, de manera categórica, destacó “la ausencia de elementos objetivos que otorguen rasgos de verosimilitud a los hechos relatados” en un escrito de 20 paginas que fue enviado el 16 de abril de este año a la Jefatura de Ministros de Gabinete de la Nación y que con posterioridad fue remitido a la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex).

La denuncia llegó el 16 de abril al Comité Ejecutivo Para la Lucha Contra la Trata Jefatura de Ministros de la Nación a través de un correo electrónico que contenía un “anoticiamiento” relativo al presunto delito de trata de personas por parte de R. Toledo (padre del imputado en el homicidio de Borda) y el propio Jatón. Sin embargo, cuando se indagó el tenor de lo expuesto detectó que la acusación carecía de pruebas solventes y hasta es más, dejó entrever que lo expuesto en la denuncia podría tener un trasfondo vinculado a los comicios locales.

Leer más Rechazaron que el imputado de haber matado al parrillero Borda sea excarcelado y llegue al jucio en libertad

En esa linea, el representante del Ministerio Público Fiscal aclaró que no se pueden validar las tareas de vigilancia que fueron supuestamente desplegadas por “sujetos desconocidos en vehículos no identificados”, a partir de las cuales se lograron imágenes de presuntos prostíbulos expuestos en la denuncia electrónica que fue recibida por la Jefatura de Ministros. A ello se suma que la acusación reveló que de la misma participaron personas con “conocimientos jurídicos” a pesar de que la “denunciante” dijo ser “una vecina de la ciudad y militante de la lucha por el derecho de las mujeres”.

En tanto, el fiscal destacó que no  es casual que desde el anonimato de los autores del escrito hayan resuelto unilateralmente “la reserva” de la identidad de las “supuestas víctimas” por supuestos motivos de seguridad. “En realidad, ello principalmente repercute en la imposibilidad de que este organismo despliegue la actividad probatoria que tiene el deber de llevar a cabo la conformidad con los entandares legales vigentes”, sostuvo el titular de la Fiscalía.

A ello se suma además que la denunciante no concurrió a la sede fiscal pese a que se le garantizó mantener vigente la reserva de su identidad. La misma, según indicó el dictamen del fiscal, había mantenido conversaciones telefónicas con funcionarios de la Protex, como así también del ámbito judicial, sin embargo, cuando debió acercarse para ratificar lo expuesto no lo hizo y generó cierta suspicacia en la Justicia.

En torno a los supuestos lugares donde funcionaban los “prostíbulos” que el fiscal Rodríguez aclaró que si bien son de existencia real los establecimientos, en algunos casos los locales donde pudieron haberse explotado sexualmente a distintas víctimas aparecen cerrados en virtud de allanamientos practicados en distintas víctimas aparecen cerrados en virtud de allanamientos practicados por la División de Trata de Personas de la Policía provincial.

“En ninguno de los sitios señalados se obtuvieron resultados que puedan alimentar actualmente las sospechas sobre delitos de trata de personas con finalidad de explotación sexual o sus tipos penales conexos”, precisó.

Finalmente, el titular de la Fiscalía, concluyó que “las tareas de comprobación ordenadas en este legajo permiten sostener la ausencia de elementos objetivos que otorguen rasgos de verosimilitud a los hechos relatados”.

 

 

NOTICIAS DESTACADAS