Triple Fuga: llega el veredicto de la Justicia santafesina

lanatta triple fuga

El adelanto de sentencia se leerá este miércoles desde las 10:00. La Fiscalía pidió 15 años de prisión para los imputados.


La sentencia por los delitos que los hermanos Lanatta y Víctor Schilacci cometieron en territorio santafesino durante la famosa “Triple Fuga” se conocerá este miércoles. Desde las 10:00, se llevará adelante la lectura del “Pronunciamiento” de los jueces que integran el Tribunal Pluripersonal que entiende en el caso. Se trata de los magistrados Eduardo Pocoví, Sandra Valenti y Pablo Busaniche.

Alegatos finales

El viernes 30 de noviembre se realizaron las exposiciones de cierre en el juicio. El fiscal pidió 15 años de prisión; el defensor, la absolución.

En un primer término el fiscal del MPA Estanislao Giavedoni, acompañado por las Dras. María Eugenia Abrigo y Juliana Curioni, repasó los hechos endilgados a los imputados e insistió con la sentencia condenatoria.

Al referirse a las privaciones de la libertad del ingeniero agrónomo, de la pareja de Campo del Medio y del empleado de la arrocera, Giavedoni insistió que ninguno de los hechos fue negado ni por la defensa ni por los imputados.

Además el fiscal insistió en el temor infundido a las víctimas, quienes no tuvieron alternativa ni posibilidad de acción frente a tres personas armadas que los abordaron por la fuerza y los retuvieron contra su voluntad.

Especialmente hizo hincapié en la presencia de los acusados en la ciudad de Santa Fe, circulando con armas de grueso calibre, y cómo se vio alterado el ritmo de vida de los vecinos de localidades más pequeñas como Helvecia, Cayastá, Matilde, Campo del Medio, con presencia de los medios de prensa, de las fuerzas de seguridad, y de tres personas fuertemente armadas que estaban siendo buscadas.

Giavedoni dio por probada la materialidad de los hechos, especialmente por los testimonios de las propias víctimas y de los policías que participaron en los operativos.

Por último, el fiscal cuestionó la teoría del caso de la Defensa, que en su alegato de apertura anticipó que pediría la absolución de los tres imputados por entender que obraron bajo un estado de necesidad justificante.

Para el acusador público, los acusados siempre tuvieron la posibilidad de realizar otra conducta, y no lo hicieron. Argumentó que no se probó un supuesto plan para matarlos, y que hicieron lo que los hacía sentir más seguros: privar de la libertad a las personas, usar las armas y robar los vehículos.

Leer más ► Declararon los rehenes santafesinos de la “triple fuga”

Triple Fuga: ¿Carrera por la vida?

El titular regional del SPPDP Leandro Miró, en compañía de la defensora adjunta Magalí Massa y los asistentes Manuel Alonso Cherry y Sandra Müller, insistió con la absolución de sus defendidos.

Para Miró, el riesgo de vida que temían los fugitivos está probado. Enumeró las circunstancias de la fuga del penal de General Alvear, que constan en el fallo del juez Ríos, y lo que aseveraron los acusados en sus declaraciones: un supuesto helicóptero que nunca llegó, un ataque por fuerzas de seguridad, el enfrentamiento en tierra santafesina con la gendarmería.

En este punto destacó especialmente la “confusión” del grupo Alacrán, que terminó en fuego amigo con una utilitaria de la Gendarmería, similar a la que huían los prófugos.

El defensor puntualizó que efectuaron disparos mortales a la altura de la cabeza, y que se trató de un intento de “fusilamiento en democracia”. “Hubo una confusión, porque los destinatarios eran Cristian, Martín y Víctor, y no los gendarmes”, precisó.

En cuanto a la existencia del peligro real, Miró remarcó la presencia de la ministra de seguridad Patricia Bullrich, como garante que el traslado no lo iba a realizar la gendarmería para brindarles seguridad.

“Estado de necesidad”

Al enumerar los requisitos para entender que los acusados obraron bajo un estado de necesidad justificante, Miró repasó las situaciones de peligro que enfrentaban los acusados: la balacera a la salida del penal, la persecución de la Amarok que les efectuó cinco disparos mortales, el denominado “fusilamiento en democracia” del grupo Alacrán, y por último, la detención por las TOE y el traslado por la Policía Federal.

Sobre la acción necesaria, el defensor justificó: “necesidad de huir y salvar sus vidas; procurarse los vehículos para continuar la fuga; las privaciones de la libertad fueron para contar con la asistencia de alguien que conozca la zona, alimento y tiempo para huir; y las armas, para defenderse de los enfrentamientos”.

Leer más ► Martín Lanatta: “La fuga era lo que nos iba a mantener con vida”

NOTICIAS DESTACADAS