Sólo una de las imputadas por el homicidio de Gisela Aguirre quedó detenida

gisela aguirre

La fiscal Cristina Ferraro solicitó la medida cautelar para las dos personas. No obstante, el juez José Luis García Troiano la resolvió para una de ellas. A la otra imputada le impuso medidas cautelares no privativas de la libertad.


Una mujer de 28 años cuyas iniciales son M. C. Benitez quedó en prisión preventiva en el marco de la investigación por el homicidio de Gisela Guadalupe Aguirre cometido el año pasado en la zona norte de la ciudad de Santa Fe. Así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), José Luis García Troiano, a raíz del pedido formulado por la fiscal del MPA, Cristina Ferraro, en una audiencia llevada a cabo en la mañana de hoy en los tribunales de la capital provincial.

Leer más ► Imputaron a las dos detenidas por el asesinato de Gisela Aguirre

Ferraro también solicitó la prisión preventiva de la otra mujer investigada, cuyas iniciales son GA y tiene 54 años. No obstante, el juez no hizo lugar al pedido de la funcionaria del MPA y ordenó que se le impusieran medidas alternativas a la privación de la libertad, Entre ellas, el magistrado ordenó la constitución de domicilio en un lugar alejado del barrio Coronel Dorrego (donde se produjo el homicidio), prohibición de acercamiento a 500 metros y de contacto por cualquier medio con testigos ni familiares de la víctima.

Ferraro aclaró que “si bien el juez no dio por acreditada la alevosía que desde la Fiscalía le imputamos a las dos mujeres, sí entendió que ambas fueron coautoras del delito”. La funcionaria del MPA también explicó que “el magistrado convirtió en prisión preventiva la detención de MCB. Sin embargo, respecto de la imputada cuyas iniciales son GA, entendió que no existen riesgos procesales. Por tal motivo, le impuso medidas alternativas a la prisión preventiva”.

Ferraro aclaró que “la investigación continuará con las dos mujeres vinculadas al proceso, y ahora haremos lo necesario para llegar a un juicio oral y público”.

Coautoras

El homicidio que investiga la fiscal Ferraro fue cometido minutos después de las 20:00 del jueves 1 de noviembre del año pasado en inmediaciones de calle Lavalle al 8.100. “Las imputadas actuaron conjuntamente para consumar el delito. MCB fue quien le asestó 13 puñaladas a la víctima con un arma blanca, mientras GA la sostenía de atrás. De esta manera, mientras Aguirre estaba inmovilizada, era agredida con un arma blanca en distintas partes del cuerpo”, explicó la funcionaria del MPA.

“La víctima sufrió lesiones en el tórax, en el abdomen y en su brazo y antebrazo izquierdos. Fue trasladada de urgencia al hospital Cullen, pero ingresó fallecida”, agregó Ferraro.

La fiscal hizo hincapié en que “más allá de que el juez entendió que no estaba acreditada la alevosía, consideramos que se trata de un caso en el que hay muchos motivos para solicitar un agravamiento de la pena. Entre ellos, la dinámica de lo ocurrido, el lugar en el que se dieron los hechos, la peligrosidad de las autoras, las características de la víctima, el entorno y la familia”.

“Como sociedad no podemos permitirnos que ante un conflicto menor entre vecinos, una persona muera de 13 puñaladas”, concluyó

Informa Ignacio Laurenti

 

Fuente: Aire de Santa Fe y Oficina de Prensa y Difusión MPA

NOTICIAS DESTACADAS