Seguirá en prisión el hombre que estuvo diez años prófugo por un homicidio

PDI

El juez Gustavo Urdiales no dio lugar al pedido de la defensa y dispuso que D. Maldonado continúe detenido hasta la llegada del juicio por el homicidio de Pablo Vera, ocurrido en la madrugada de Navidad del 2009.


Por Andrea Viñuela

 

Pablo Vera falleció tras recibir un disparo en el pecho, los primeros minutos del 25 de diciembre del año 2009 en barrio Abasto.

El presunto autor del hecho fue detenido en marzo de este año en la localidad de Vera, donde residía desde la ocurrencia del homicidio. El fiscal Gonzalo Iglesias lo imputó como autor del delito de homicidio calificado y se impuso su prisión preventiva.

La defensa particular del imputado a cargo de los dres. Martín Risso Patrón y Matías Pautasso solicitó revisar la medida por el tiempo transcurrido y por elementos nuevos sobrevinientes en la causa.

 

La versión del imputado

Antes de exponer sus argumentos, los defensores solicitaron que sea escuchado el imputado. El hombre, hoy de 59 años, manifestó que tras la cena Navideña le pidió a una de sus hijas que vaya a buscar a la hermana a la casa.

Al volver, la niña le dijo que “Coche” le estaba pegando a la joven. “Entonces agarré un palo de escoba y me fui a buscarlo. Le grité que salga y salió corriendo para la esquina. Lo fui a seguir y apareció el hermano Pablo Vera”.

Comenzó entonces según la versión del imputado una pelea a golpes de puños. “Como le gané la pelea me iba a ir y Pablo sacó un arma y me pegó en la cara. Entonces le bajé las manos y ahí se escuchó el disparo”, expresó Maldonado.

 

Dos nuevos testimonios

A continuación, los defensores del imputado argumentaron que cuentan con los testimonios de dos de las hijas del imputado, que al momento del hecho tenían 12 y 17 años.

Los letrados aclararon que le solicitaron al fiscal que les tome declaración, pero como recién podía hacerlo después de la feria judicial, ellos hicieron un registro de audio y video en su estudio. Lo declarado por las testigos coincide con lo declarado por su padre esta mañana.

 

Una vida normal

Al pedir la libertad de Maldonado, los abogados argumentaron que hace diez años reside en Vera junto a su esposa, una de sus hijas y sus nietas. Destacaron también que tiene un trabajo estable en una ladrillería y ni antes ni después del hecho imputado tuvo un problema con la ley.

“Cuando supo que lo habían ido a buscar a la casa se presentó en la comisaría para preguntar el motivo y quedó detenido por esta causa” expresó Risso Patrón.

El abogado manifestó además la “falta de interés”  de la familia de la víctima de seguir adelante con la causa: “la hija de Maldonado sigue en pareja con el hermano de Vera, todos saben dónde estaba viviendo y jamás lo buscaron”.

 

Lo denunció la hija

La fiscal de homicidios Ana Laura Gioria insistió que Maldonado debe continuar en prisión preventiva hasta la llegada del juicio oral.

Entre los fundamentos expuso que desde las primeras llamadas al 911 al momento de ocurrencia del hecho ya acusaban al imputado como autor del disparo.

Además, dio cuenta de un acta de procedimiento de la seccional 7ma, casi una hora después del ataque. La hija de Maldonado se presentó en la comisaría para denunciar la agresión de su pareja y dijo que eso había motivado una gresca en la que su padre le había disparado a su cuñado.

 

Una década prófugo

Gioria repasó también los testimonios obrantes en la causa, de personas que presenciaron el momento del ataque. Uno de ellos expresó que Maldonado le dijo a la víctima “a tu hermano lo voy a matar” y sacó un arma de la cintura. Pablo le dijo “si vas a tirar, tirá”.

Según el testigo, Maldonado disparó dos veces, y una de esas balas impactó en el pecho de la víctima.

La fiscal remarcó que el 29 de diciembre de 2009 se realizó un allanamiento en la vivienda de Maldonado con resultado negativo, y que desde entonces el hombre sabía que estaba siendo requerido por la justicia. “De todos modos se mantuvo prófugo durante diez años” insistió Gioria.

 

Prisión confirmada

El juez Gustavo Urdiales resolvió mantener la prisión preventiva sobre Maldonado, por considerar que ante una imputación tan grave como el homicidio calificado la medida es proporcional.

Además argumentó que la incorporación de los nuevos elementos probatorios esgrimidos por la defensa no cumplió con los requisitos que establece el código. “Ante la negativa del fiscal de la causa deberían haber recurrido al fiscal regional” aclaró Urdiales.

Por último, valoró que a los testimonios de las hijas de Maldonado les comprenden las generales de la ley, es decir, son dos personas que se puede considerar razonablemente tienen interés en beneficiar la situación del imputado.

El juez remarcó la necesidad que la causa llegue a juicio lo más pronto posible para que toda esta evidencia sea valorada en la etapa procesal que corresponde para definir la situación de Maldonado.

 

“No fue un homicidio”

Al finalizar la audiencia, el abogado defensor Martín Risso Patrón dijo desde el móvil de la radio en tribunales que Maldonado no debe estar detenido porque el disparo que terminó con la vida de Vera fue accidental.

El letrado insistió que quien portaba el arma era la víctima, y que Maldonado intentó defenderse de una agresión. Por último remarcó que apelarán la resolución dictada por Urdiales esta mañana y que en el juicio irán por la absolución de su defendido.

 

Audio ► La palabra del defensor tras la audiencia

NOTICIAS DESTACADAS