Seguirá detenido uno de los imputados por el homicidio de Esteban Enrique

enrique

El juez Sergio Carraro impuso la prisión preventiva a L. I. Leiva, imputado por el fiscal Martin Torres como coautor del disparo que terminó con la vida del joven Esteban Enrique en Alto Verde.


Esteban Enrique estaba arreglando un reflector arriba del techo en su casa de Alto Verde, la noche del 9 de abril, cuando recibió un disparo en el tórax que lo hirió de muerte.

Su papá ya había alertado al personal policial que “los mismos de siempre” habían pasado efectuado disparos minutos antes. Una vecina también brindó los nombres de cuatro personas, entre ellos Leiva, Alegre y otro joven menor de edad, y los sindicó como quienes habrían efectuado los disparos contra la vivienda de la familia Enrique.

Las primeras investigaciones permitieron la detención de dos personas, Leiva y otro joven de apellido Alegre, que fueron imputados como coautores del delito de homicidio calificado por el empleo de arma de fuego.

Esta mañana en la audiencia de prisión preventiva, el fiscal Martín Torres repasó el testimonio brindado por el papá de la víctima, quien en un primer momento había sindicado a Leiva y Alegre como autores de los disparos, y luego se corrigió: desvinculó a Alegre, y remarcó la presencia del joven menor de edad. El fiscal destacó que las actuaciones ya fueron enviadas al juzgado de menores.

Leer más ► Dos jóvenes imputados por el homicidio de Esteban Marcelo Enrique

 

El motivo del ataque: un partido de fútbol

El representante del MPA se refirió también al posible motivo del ataque contra Enrique. Según un testigo amigo de la víctima, esa tarde habían disputado un partido de fútbol en la cancha del barrio, y se había generado una gresca que terminó con una pelea a golpes de puños entre todos los participantes.

Según este testigo, la víctima y el imputado eran dos de las personas que participaron de esa pelea y Leiva se habría retirado del lugar vociferando que “esto no va a quedar así”.

 

“Yo estaba trabajando”

El imputado declaró en la audiencia y dijo que nunca había tenido inconvenientes con Enrique. Además, expresó que la noche de los disparos estuvo trabajando como repartidor “hasta que la aplicación me dijo que me podía ir a mi casa a eso de las 22:50. Ahí me fui a mi casa con mi hijo y no salí más”.

El abogado defensor particular Germán Corazza expresó que hay contradicciones entre los testimonios, y que la participación de Leiva no se puede dar por acreditada.

En relación al coimputado Alegre, el fiscal Torres y la defensora pública Betina Dongo acordaron una serie de medidas alternativas a la prisión preventiva hasta tanto se defina su participación o no en el hecho.

Además de las medidas habituales de quedar sometido al proceso, Alegre deberá mudarse a Santo Tomé y el juez Carraro le agregó la prohibición de tener, portar y usar armas de fuego.

En tanto, el magistrado dio por acreditada la posible participación de Leiva en el ataque: “hasta ahora todos los elementos probatorios incorporados a la causa lo incriminan. Brindarle la libertad sería contrario a la investigación”.

El juez destacó también lo manifestado por el papá de la víctima, quien en su declaración expresó que a los dos días de la muerte de su hijo, al finalizar el velorio, dos personas pasaron en moto y con gestos amenazantes le manifestaron: “ya les vamos a dar a ustedes también”.

Carraro encontró en estas expresiones y en lo manifestado por otros vecinos del barrio, posibles testigos en la causa, que el entorpecimiento probatorio se encontraba comprobado, e impuso la prisión preventiva para el imputado Leiva.

 

Leer más ► PDI detuvo al presunto autor del homicidio de Esteban Enrique en Alto Verde

NOTICIAS DESTACADAS