“Relato salvaje” en Santa Fe: “Esta persona no está en condiciones de manejar un vehículo”

Relatos salvaje en Santa Fe: brutal pelea entre un bombero y un taxista por una discusión de tránsito

Así lo dijo el fiscal que investiga la brutal golpiza que sufrió un taxista que se cruzó con otro automovilista en el macro centro el lunes pasado. Este miércoles el autor de los golpes, un bombero perteneciente a la Policía de Seguridad Aeroportuaria, fue imputado.


 

Redacción Aire Digital

Un bombero que prestan servicios en la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) fue imputado esta mañana por el delito de “lesiones graves dolosas”. La imputación estuvo a cargo del fiscal Carlos Lacuadra, el cual precisó los hechos atribuidos a Rubén David V. en una audiencia que se llevó a cabo en la pequeña sala 7 del subsuelo de tribunales ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) Rodolfo Mingarini.

En la atribución de los cargos estuvo presente el abogado  Alejandro Otte que asiste al acusado y el pretenso querellante en la causa, Raúl Sartori, que representa técnicamente al denunciante,  un taxista llamado Marcos, quien anticipó que buscará ser parte activa del proceso judicial que se tramita en el Ministerio Público de la Acusación.

 

Leer más ► Relato salvaje en Santa Fe: brutal pelea entre un bombero y un taxista por una discusión de tránsito

Durante la audiencia, el fiscal Lacuadra le atribuyó al miembro de la fuerza federal el delito de lesiones graves dolosas al bombero, y solicitó que el mismo quede bajo la medida cautelar de prisión preventiva. Según explicó el funcionario judicial del área de Flagrancia, Marcos David V. agredió con un palo a Marcos P. a raíz de una discusión de tránsito mantenida el lunes por la tarde en la zona de avenida Freyre y Santiago del Estero, en pleno macrocentro.

 

Tras ser acusado, el bombero dio su versión de lo ocurrido y responsabilizó al taxista de ser quien realmente generó la situación de violencia. Si bien no negó haber propinado el golpe en el rostro del taxista, aclaró que en todo momento intentó disuadirlo, ya que en el vehículo se encontraba su esposa e hijos menores de edad. A ello también agregó que llegaron hasta el lugar del hecho luego de que el conductor del taxi lo encerró con su vehículo en dos ocasiones, después lo persiguió y finalmente lo cruzó con el taxi sobre calle Santiago del Estero, situación que impidió que continúe con la normal circulación.

 

No solo fue la palabra del acusado la que se registró en la audiencia en la sala 7. También estuvo la víctima quien anticipó su intención de constituirse como querellante -asistido por el abogado Sartori-  para así profundizar la imputación que pesa sobre el bombero. Y si bien es cierto que el hombre presenta una lesión en la mandíbula producida por el golpe del acusado, no existen lesiones compatibles con haber sido arrastrado por el bombero como había manifestado en la denuncia inicial.

 

Por el caso, el juez Mingarini entendió que no existen claros riesgos procesales ya que el hombre imputado cuenta con arraigo laboral y familiar, y además no tiene antecedentes condenatorios por lo que ordenó su libertad. De igual manera, el magistrado hizo lugar al pedido de Lacuadra que solicitó que se le retenga la licencia de conducir al acusado por tres meses. “Esta persona no está en condiciones de manejar un vehículo”, dijo el fiscal por Aire de Santa Fe.

 

 

Versiones cruzadas

 

 

 

Rubén David V. quedó detenido el pasado lunes por la tarde tras una pelea que comenzó en la zona de Presidente Perón y bulevar Pellegrini. Dicho conflicto se trasladó hasta avenida Freyre y Santiago del Estero, donde concluyó con una pelea de golpes y palos que finalizó con el taxista lesionado en la zona de la mandíbula.

 

 

El caso salió a la luz por Marcos, el taxista, que por Anticipos del Día relató qué pasó el lunes por la tarde. Según explicó, le hizo seña de luces para que le diera lugar pero que no fue posible porque no había más espacio en la calle. En el semáforo se volvieron a encontrar y el taxista le dijo “¿qué te pasa? ¿Por qué no bajas un poco los decibeles”. Inmediatamente ambos se bajaron de los vehículos, el oficial con un objeto contundente en la mano con el cual intentó darle un golpe pero no pudo. Probó de nuevo a la altura de la cabeza y le pegó en la zona de la boca, que según indicó el taxista, le fracturó la mandíbula.

 

 

Sin embargo, en el subsuelo de tribunales mientras se desarrollaba la audiencia imputativa, la esposa de Marcos David V., presente al momento de los hechos, relató otra versión de la violenta secuencia.  “Nosotros veníamos apurados y nerviosos, porque estábamos llevando los chicos al sanatorio porque tenían fiebre y vemos al taxista piropeando a una mujer. Le pedimos que nos ceda al paso y nos respondió con una puteada”, dijo la mujer. En esa linea, aclaró que el taxista los siguió mientras circulaban por Freyre y cuando doblaron por Santiago del Estero los encerró con el auto. “Ahí es cuando mi marido se baja con un palo que tenía en el auto y en la discusión termina pegándola en la boca”, reconoció. Luego, el taxista se subió arriba del auto y no los dejó ir.

 

 

 

 

Audio ► La palabra del fiscal al culminar la audiencia.

 

 

NOTICIAS DESTACADAS