Procedimiento abreviado para cuatro policías autores de diversos delitos

policia

La justicia provincial investigó la causa que involucra a los cuatro uniformados que realizaban falsos allanamientos para llevarse las armas y los estupefacientes.


Los investigados son Adrián Oscar Celer (42 años) y Cristian Basilio Gutiérrez (40 años) a quienes se les impusieron penas de cinco años de prisión.

Las personas investigadas son Exequiel Sebastián Romero de 37 y Leonardo Abel Velázquez de 33 años, acordaron una pena de cuatro años y seis meses de prisión y a cuatro años y dos meses de prisión, respectivamente.

La investigación es por la coautoría de los delitos de tentativa de robo calificado (por ser en poblado y en banda; por el uso de arma de fuego; y por ser miembro de una fuerza de seguridad).

Además, Celer y Gutiérrez fueron imputados como autores del delito de portación ilegítima de arma de guerra.

El hecho

La madrugada del 6 de noviembre del 2017 el descanso de Juan y Romina se vio perturbado de la peor manera: cuatro policías encapuchados irrumpieron en su vivienda en barrio Barranquitas y les exigieron que les entreguen “la droga, la plata y el fierro”. A los pocos minutos les pidieron disculpas porque “se equivocaron de casa”.

La situación era a las claras irregular: de los cuatro policías, dos prestaban servicio en el Comando (Adrián Oscar Celler y Exequiel Romero), uno en el Grupo de Operaciones Especiales (Cristian Gutiérrez) y el cuarto era un agente de la Sexta Zona de Inspección (Leonardo Velazquez). Además habían arribado al lugar a bordo de un vehículo particular VW Suran.

Leer más ► Entradera de barrio Barranquitas: “Perdoname loco, nos equivocamos de casa”

Mientras esto ocurría dentro de la vivienda donde la pareja vive con sus dos hijos pequeños, se escucharon detonaciones que alertaron a los vecinos y llamaron al Comando Radioeléctrico.

Al percibir que lo que allí ocurría no era un procedimiento legal, los cuatro policías fueron trasladados a la seccional 6ta por el Comando. Allí exhibieron un revólver calibre 38 que supuestamente habían secuestrado en la vivienda a la que habían ingresado.

La circunstancia fue notificada a la fiscal en turno Gabriela Arri que dispuso la detención de los cuatro policías y los imputó por los delitos de tentativa de robo calificado (por ser en poblado y en banda; por el uso de arma de fuego; y por ser cometida por un miembro de la fuerza de seguridad); allanamiento ilegal; tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra; y tentativa de falsificación de documento público.

Trasfondo narco

La investigación fue derivada a la fiscalía de Delitos Complejos y Violencia Institucional, y quedó a cargo del fiscal Ezequiel Hernández, quien detectó en una serie de intervenciones telefónicas que debía remitir parte de las actuaciones a la justicia federal.

Leer más ► Prisión preventiva para los cuatro policías imputados por robo

A raíz del peritaje practicado en el teléfono celular secuestrado a Adrián Celer, un Samsung GSM GT-I9192 Galaxy S4 Mini Duos se detectaron 13 conversaciones a través de whatsapp con un ciudadano argentino radicado en Paraguay, agendado con el nombre de “Gordo Pascuala”, y sería quien le brindaba a Celer información para llevar adelante estos “falsos allanamientos”.

El fiscal federal Walter Rodríguez explicó por Emergencias 911, que en relación a Celer “se investigan actos preparatorios de narcotráfico, que llamamos confabulación”. Y agregó que hay “serios indicios como para sostener una imputación que este policía se nutría información para establecer la ubicación y el lugar donde estaban produciéndose conductas de narcotráfico.

Pero no para poner en conocimiento a la justicia, para prevenir el delito o para sancionarlo, sino para sacar un provecho económico personal, una clásica actividad que vulgarmente se denomina “mejicaneo”.

En relación a este delito, Rodríguez explicó que “se están realizando son diligencias para corroborar la existencia de alguna persona que haya sufrido esa situación. Independientemente del hecho de Barranquitas (que motivó la investigación provincial)”.

El fiscal aclaró que hasta el momento se trata de “hipótesis, porque está plasmado en el intercambio telefónico y nosotros ahora nos toca llevar a los hechos con nombre y apellido, lugares y situaciones concretas para determinar la existencia de estos episodios”.

En una de las comunicaciones, el “Gordo Pascuala” dice: “ya te dije amigo. Ellos rara la vez que van ahí. Esa casa la usan solo para guardar ‘el tema’ nomas. Entendés (…). Vamos a ver cómo sale este trabajo. Una vez que lo hagás y después yo te prometo uno que lleva 1000 kilos y armas.”

El fiscal Rodríguez sospecha por esto que el “informante” de Celer posee información privilegiada dado su rol en una estructura criminal de alcance trasnacional, y que se la suministraba al policía investigado para que éste la utilice a su provecho personal.

Un camión (más) con drogas

Otro de los posibles delitos cometidos por Celer que surgen de las comunicaciones con el “Gordo Pascuala” es haber facilitado la evasión de un camión que traía drogas y armas desde Paraguay, en octubre del 2017.

El fiscal explicó que por la advertencia de Celer sobre la existencia de una orden federal para interceptar el vehículo, el conductor logró cambiar la patente y evadir los controles.

Rodríguez expresó que “tenemos una información concreta del vehículo, pero es una investigación que se realiza “en forma pretérita” a diferencia de lo ocurrido con el camión encontrado en Arroyo Leyes. En este caso, debido a esa advertencia que le provoca el policía, hizo que el conductor logró cambiar la patente  del vehículo para engañar a las fuerzas que estaban tratando de lograr la interceptación del vehículo”.

Leer más ► Camión con marihuana: condenaron a los 12 imputados

Por último, el fiscal precisó que “en principio la imputación se dirige a uno de los cuatro detenidos en noviembre, pero es evidente que estamos hablando de un mismo modus operandi porque las cuatro personas irrumpieron en el domicilio exigiendo dinero droga y armas”. Y en relación a la situación procesal de Celer en la justicia federal, Rodríguez dijo que “vamos a postergar el pedido de indagatoria a la llegada de todos los elementos probatorios que estamos tratando de reunir”.

NOTICIAS DESTACADAS