“Me robaron el dinero que era para mis hijas, pero no dejé que se lleven los regalos”

Fue lo que declaró la víctima de los dos policías que están siendo juzgados por robo y privación ilegítima de la libertad agravada. El hecho ocurrió en agosto del 2014 en el Parque Garay.


 

Juan B. declaró esta mañana en el juicio por el hecho que lo tuvo como víctima, una noche de agosto del 2014 en el Parque Garay.

El remisero denunció en Asuntos Internos a dos funcionarios policiales por haberlo interceptado en Pte. Perón y Catena, que uno de ellos subió al asiento trasero del vehículo, extrajo el arma reglamentaria y apuntándolo lo obligó a seguir al patrullero hasta el Parque.

Allí comenzaron a requisar el vehículo y lo despojaron del dinero en efectivo que contaba, que era para la manutención de sus hijas, y diferentes elementos como una llave cruz y un matafuegos. También le quitaron un arma revolver calibre 22.

El hecho ocurrió en la zona de piletones del Parque Garay


Esto reiteró Juan esta mañana, ante la jueza Susana Luna, y brindó mayores precisiones. El hombre dijo que salía de comer de la casa de su novia cuando fue interceptado por el personal policial, que primero lo chequearon en el lugar y cuando vieron el revolver uno de los policías subió al remis y fueron hasta el parque.

“Si vamos a la comisaría va a ser peor, me dijeron” precisó el testigo. Y detalló: “siempre me decía wacho, wacho”.

Una vez en el Parque habrían comenzado a despojarlo de sus pertenencias. “Me secuestraron el dinero y los elementos. Cuando me quisieron sacar los juguetes de las nenas para el Día del Niño me enojé y atropellé a uno de ellos. Ahí me golpearon en la cabeza y me empezaron a amenazar de muerte” siempre con el arma reglamentaria, relató el chofer.

Según la denuncia de la víctima, una vez que lo despojaron de sus pertenencias subieron al móvil y huyeron por calle San Juan. El remisero lo siguió algunas cuadras hasta que depuso su actitud.

La víctima declaró que tras esa circunstancia llamó a su ex pareja para contarle que le habían robado el dinero de la manutención, y que después volvió a la casa de la novia donde había cenado, que les comentó lo ocurrido y su suegra le dijo que radique la denuncia en asuntos internos.

 

Una fuerte acusación

 

La causa primero estuvo a cargo de la fiscal Milagros Parodi, y luego fue derivada a la fiscalía de Violencia Institucional Ezequiel Hernandez.

Al formular la acusación, los representantes del Ministerio Público de la Acusación anticiparon un pedido de pena de 10 años de prisión, que fue ratificada en los alegatos de apertura.

 

Leer más ► Juzgan a dos policías santafesinos por robo, amenazas y privación de libertad a un remisero informal

 

La versión de la defensa

 

En los alegatos de apertura, sendos abogados defensores de los dos imputados, Claudio Torres del Sel y Horacio Paulasso, solicitaron la absolución de Oliva y Marecco por considerar que los hechos no ocurrieron como fueron relatados por la víctima, a quien definieron como un “delincuente habitual” que busca “sacar del medio a los policías haciendo falsas acusaciones”.

Los dos acusados declararán esta tarde previo a los alegatos de clausura, en la audiencia que comenzará a las 18:00 hs. Se espera que puedan explicar por qué un móvil perteneciente a la comisaría 2da con jurisdicción en el sur de la ciudad se encontraba en Pte Perón y Catena, por qué detuvieron al remisero y por qué se condujeron con él hasta el Parque Garay.

NOTICIAS DESTACADAS