La defensa de uno de los implicados en el crimen de Pablo Cejas insiste con la excarcelación

cejas

La defensa del peluquero Almada reiteró que su defendido lleva dos años con prisión preventiva y la acusación todavía no fue presentada por la Fiscalía.


 

Por Ignacio Mendoza

El juez de la Cámara de Apelaciones de Santa Fe, Enrique Álvarez, deberá definir en los próximos días si uno de los implicados en el brutal asesinato del suboficial, Pablo Cejas, obtiene la excarcelación. Se trata de Jesús Almada, el peluquero acusado de haber participado de la ejecución y el cual permanece detenido, bajo la medida cautelar de prisión preventiva, desde el 13 de agosto del 2017 y que fue confirmada por el juez de primera instancia, Nicolás Falkenberg, el pasado 14 de mayo.

El pedido de excarcelación se realizó este jueves, en la sala 5 del primer piso de tribunales y estuvo a cargo de la defensa de Almada, a cargo de Andrea Alberto del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal en el marco de una audiencia de la que también participaron el fiscal de cámara, Jorge Nessier y las abogadas querellantes del Centro de Asistencia Judicial, Vivian Galeano y Laura Gerard.

La apelación se llevó a cabo justamente a seis días de cumplirse un nuevo aniversario -el segundo- del crimen de Cejas. El mismo fue acribillado a balazos, según la hipótesis de la Fiscalía, cuando se encontraba en inmediaciones de Neuquén al 6400 del barrio Yapeyú tras arribar al lugar en busca de los presuntos autores de un homicidio por el que resultó víctima, Walter “Bahiano” Gómez, muerto el 11 de junio del 2017 en Chaco y Reinares.

Leer másAgravaron la figura de la imputación por el asesinato del policía Pablo Cejas

Cejas fue ejecutado con más de diez balazos. Tras los disparos, su cuerpo fue trasladado hacia un descampado ubicado en proximidades donde sus asesinos intentaron incinerar el cuerpo dentro de un tacho, acción que no lograron llevar a cabo tras el arribo de unidades policiales al lugar.

Libertad inmediata

Durante la audiencia, la abogada de Almada planteó que su defendido permanece detenido desde hace casi dos años y que hasta el momento tanto el fiscal como la querella no formalizaron la acusación contra el imputado. En esa linea, sostuvo que la proporción del tiempo que lleva la prisión preventiva no tiene sentido.

“Este plazo, a esta altura, constituye un abuso al derecho”, dijo con vehemencia Alberto y reiteró que hay una “clara falta de justificación”. “Es un claro abuso del derecho, literalmente”, volvió a reprochar la defensora.

Desde la otra vereda, el fiscal Nessier volvió a sostener que la acusación está próxima a ser presentada por el fiscal del caso, Martín Torres y que la misma tardó tiempo ya que es una “reexamen de la evidencia que se recolectó” a lo largo de la pesquisa.

Además, destacó que existen una serie de testigos que declararon contra Benegas y que por ello debieron irse del barrio y permanecer bajo el cuidado del Programa de Protección a Testigos que brinda el Ministerio de Seguridad de la provincia.

El plato más fuerte de la apelación fue cuando alegó la abogada querellante, Vivian Galeano, quien argumentó que Almada no puede esperar el juicio en libertad porque existe un claro peligro de fuga. Para evidenciar ello, recordó una frase que dijo el imputado en otra audiencia cuando sostuvo que “si yo fuera culpable me rajo a la mierda”.

También acusó al peluquero de haber asesinado a Cejas ya que un testigo presencial del hecho lo reconoció hasta en una rueda de reconocimiento y llegó a decir “está igual”. En razón de eso, la letrada del Estado reiteró que existe un claro riesgo de “entorpecimiento probatorio” en la investigación.

No obstante ello, acusó a Almada de participar de una banda con “vínculos con el narcotráfico” y cuyos integrantes permanecen constantemente armados. Y que además “tienen la potestad de echar gente del barrio”.

Dúo acusado

La causa no solo tiene en el banquillo de los acusados al peluquero sino que también permanece imputado, Maximiliano Benegas, involucrado de haber sido quien comenzó a dispararle a Cejas, cerca de las 22.30, el 17 de julio del 2017.

Al igual que Almada, el mismo también permanece detenido desde el 14 de mayo por orden del juez penal Falkenberg en una audiencia de control de la prisión preventiva -artículo 225 del Código Procesal Penal-.

A los dos se les amplió la imputación el pasado 20 de mayo cuando el fiscal Martín Torres, les agravó por “homicidio doblemente calificado: por el empleo de arma de fuego y por ser cometido a un miembro de la fuerza por su condición de tal”.

 

 

NOTICIAS DESTACADAS