Imputaron a pastores rafaelinos por reducción a la servidumbre

pastores

La pareja representa a la Iglesia Luz del Mundo


Este martes se desarrolló una audiencia imputativa presidida por el Juez de la IPP Dr. Osvaldo Carlos.  Fue imputada por el fiscal Gustavo Bumaguin, una pareja de pastores pertenecientes a la Iglesia Luz del Mundo, que tiene su sede en calle Scossiroli al 1900 del barrio Güemes de Rafaela.

En la oportunidad el representante del Ministerio Público de la Acusación le endilgó a Alberto Eduardo B., de 37 años y a Laura Beatríz V., de 35, su participación en dos hechos delictivos caratulados provisoriamente como Reducción a la servidumbre en calidad de coautores reiterada en dos oportunidades y en concurso real.

La acusación

Tras las presentaciones de rigor el fiscal Gustavo Bumaguin le hizo conocer a los encartados los hechos por los que los llevó a audiencia imputativa.

El representante del Ministerio Público de la Acusación señaló que desde el año 2010 hasta abril de 2018, una mujer identificada como MR, llegó a la vivienda de los pastores ubicada en calle Scossiroli al 1900 del barrio Güemes donde funciona la Iglesia Luz del Mundo.

Agregó que en ese lugar AEB y LBV., la redujeron a servidumbre todos esos años. Dijo que los acusados la obligaban a limpiar la casa y la iglesia; a lavarle la ropa; a vender productos de panificación y que nunca le pagaron nada por esas tareas.

Esa situación continuó hasta abril pasado cuando la mujer logró escapar del sitio.
El segundo hecho comenzó en septiembre pasado y se prolongó hasta el 4 de noviembre cuando personal de la Agencia Trata de Personas y Violencia de Género de Rafaela, realizó un allanamiento en la casa de los pastores y rescataron a una mujer y cinco hijos menores de la misma, a quienes los acusados también redujeron a servidumbre.

Leer más►Salta: AFIP halló 94 trabajadores reducidos a servidumbre

En su denuncia la víctima indicó que la obligaban a trabajar sin descanso limpiando y lavándoles la ropa.  Que no le permitían atender a sus hijos quienes casi siempre pasaban hambre. Además le retuvieron una mochila con sus pertenencias y documentos y le quitaron el chip a su teléfono celular.

Que la hacían trabajar desde la mañana hasta la madrugada siguiente sin abonarle nada por la tarea y que todo concluyó cuando llegaron las fuerzas de seguridad a la vivienda.

Carátula

El fiscal Bumaguin indicó además que los hechos fueron caratulados como Reducción a la servidumbre en calidad de coautores reiterada en dos oportunidades, ambos delitos en concurso real entre sí, negándose los encartados a declarar.

Noticias Destacadas