El juicio por la desaparición de Paula Perassi comenzará el 21 de marzo

Así lo resolvió la Oficina de Gestión Judicial de San Lorenzo.


A más de ocho años de la desaparición de Paula Perassi, el juicio oral y público contra los acusados ya tiene fecha. Desde el jueves 21 de marzo, cuatro civiles y cinco policías estarán en el banquillo de acusados del Centro de Justicia Penal de Rosario.

La resolución fue emitida este martes por la Oficina de Gestión Judicial de San Lorenzo, cumpliendo así lo resuelto el pasado 8 de noviembre por el camarista penal Carlos Carbone, quien exigió que el juicio comience antes de finalizar el mes de marzo.

Leer más ►A siete años de la desaparición de Paula Perassi

El tribunal a cargo del debate estará integrado, como presidenta, por la Dra. Griselda Strólogo (jueza penal de San Lorenzo, ciudad en la que se produjeron los hechos que se juzgarán), mientras que los vocales serán la Dra. Mariel Minetti (jueza penal de Casilda) y el Dr. Álvaro Campos (juez penal de Cañada de Gómez). Las audiencias se realizarán en el Centro de Justicia Penal de Rosario y comenzarán, por el tiempo que dure el juicio, a las 8.30 hs.

Uno de los sospechosos, el empresario Gabriel Strumia, se encuentra cumpliendo prisión preventiva, luego de haber sido rechazado un recurso que había presentado para su libertad por el tiempo transcurrido. Será juzgado junto a su esposa Roxana Michl, su empleado Antonio Díaz, Mirta Rusñisky que oficiaba de partera y cinco efectivos de la policía de Santa FeGabriel Godoy, Aldo Gómez y María Galtelli; y dos altos jefes de la fuerza: Jorge Krenz y el ex jefe de la Agrupación Cuerpos, Adolfo Daniel Puyol.

Hipótesis

La hipótesis es que la víctima fue secuestrada y sometida a una aborto que le causó la muerte. Todos los imputados están con prisión domiciliaria, pero los más complicados en la causa son Strumia y Puyol, acusados de “aborto seguido de muerte y privación ilegítima de la libertad”. El resto habría colaborado para encubrir lo ocurrido.

Entre las pruebas que desaparecieron del expediente hay un casette con la grabación de una llamada telefónica realizada desde la finca de Strumia cuando estaba intervenida la línea. En ese audio, que fue escuchado por los padres de Paula, la voz de una mujer clama por ayuda. Sin embargo, Alberto y Alicia aseguraron que la voz de la persona que estaba del otro lado de la línea no sonaba a la de su hija.

Leer más ►Ocho detenidos por el caso Paula Perassi, entre ellos cinco policías

Otros hechos en los que tuvieron responsabilidad los policías son la ausencia de una carta dirigida a Darío Ortiz (amigo de Strumia) firmada por la víctima; las demoras para conseguir la filmación de un locutorio donde fue hecha una llamada telefónica de importancia (que hubiera servido para develar o no la presencia de algunos de los coimputados), y hasta el rastrillaje desencadenado por el testimonio de Roxana Michl, esposa de Strumia, y su hijo menor, quienes aseguraron haber visto a la joven desaparecida en una garita de colectivos.

Este procedimiento tuvo como resultado la obtención de ropas pertenecientes a Paula, las que según el fiscal fueron plantadas y que para el juez “puede ser el fruto de una maniobra prefabricada para enlodar la investigación contra los sindicados por los delitos en contra de Paula Perassi y en la cual pudo inmiscuirse personal policial para tal armado”.

NOTICIAS DESTACADAS