El insólito episodio que desató el violento ataque de un joven contra su pareja y su beba

La fiscal Yanina Tolosa reveló en la audiencia de medidas cautelares qué ocurrió en la madrugada del pasado viernes, cuando un joven de 21 años agredió salvajemente a su pareja y su pequeña hija.


Por Andrea Viñuela

El juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Jorge Patrizi, avaló el pedido de la Fiscalía e impuso la prisión preventiva a Víctor Ezequiel A. El joven de 21 años fue imputado por agredir y lesionar gravemente a su pareja y su beba de tres meses el último viernes, en una vivienda de avenida Peñaloza y Ángel Cassanelo, en el barrio Villa Hipódromo.

El acusado fue detenido el viernes por la madrugada e imputado el sábado por la fiscal del caso,  Yanina Tolosa, quien le atribuyó los delitos de “lesiones leves dolosas calificadas por el vínculo y en contexto de violencia de género, tentativa de homicidio calificada por el vínculo y daños”.

Leer más Imputaron por tentativa de homicidio al joven que golpeó a su pareja y su bebé

Excesos y una noche de furia

Durante la audiencia, que se desarrolló en la Sala 1 del subsuelo de tribunales, la fiscal Tolosa, acompañada por su par de la Unidad Especial de Homicidios, Ana Laura Gioria, sostuvo que el jueves 15 de agosto, el imputado y su pareja salieron a la mañana a realizar algunos trámites, y dejaron a sus pequeñas mellizas de tres meses al cuidado de unos vecinos.

Según reconstruyó Tolosa, la pareja estuvo en el Casino del puerto donde consumieron bebidas alcohólicas de todo tipo, especialmente el imputado. La mujer precisó que bebieron Campari y que, luego y durante el resto del día, su pareja tomó cerveza, frizzé, vino blanco en caja y vodka. En un estado deplorable por el consumo de alcohol, la pareja regresó a buscar a las niñas y decidieron compartir la cena con sus vecinos.

Horas después, Víctor Ezequiel A. salió a orinar a la vereda, y sin querer cerró la puerta de entrada a la propiedad, por lo que imaginó de que lo habían dejado fuera de la vivienda de manera intencional. Por tal razón, comenzó a gritar mientras intentaba abrir la puerta a patadas y, en medio del estado de violencia en el que se encontraba tras una gran ingesta de alcohol, logró romper la puerta, y golpeó a su pareja de manera salvaje y a una de sus pequeñas hijas, causándole a la beba una fuerte lesión en el cráneo.

La mujer intentó huir y corrió hasta avenida Peñaloza, donde fue alcanzada otra vez por su agresor y continuaron los golpes y las patadas. Afortunadamente, en ese entonces fue asistida por un matrimonio que circulaba por la zona y logró salvarla de que continuará siendo golpeada.

Uno de los escarpines que se le cayó a la beba.

 

A raíz de ello, la beba fue trasladada de urgencia al hospital de niños Orlando Alassia, donde quedó en compañía de la misma vecina que había presenciado lo ocurrido. Minutos después, radicó la denuncia en la Comisaría donde se logró constatar las lesiones sufridas.

 

La excusa

Para la defensa particular de Víctor Ezequiel A., a cargo de Luciano Maidana, la ingesta alcohólica que había realizado su defendido, durante toda la jornada, fue lo que causó el violento episodio. En esa linea, solicitó al juez que dicte la inimputabilidad por exclusión de culpabilidad. “Se encontraba en un estado que no podía comprender sus acciones”, esgrimió Maidana.

Por esa razón, el letrado además propuso medidas alternativas a la prisión preventiva, entre las que figuraban fijar domicilio en la casa de su madre en Santo Tomé. “A más de 5 km de la casa de las víctimas” precisó y agregó la posibilidad de que sea sometido a un tratamiento de desintoxicación de alcohol.

 

Detención

Al culminar la audiencia, el juez Patrizi avaló la pretensión de la fiscal e impuso la prisión preventiva para Víctor Ezequiel A. y rechazó la pretensión de inimputabilidad por ebriedad que propuso el defensor. No obstante ello, dio por acreditado tanto el agravante del vínculo como del contexto de violencia de género. Es que para el magistrado el imputado debió representarse el riesgo que corría la pequeña cuando agredió a golpes a la mujer que la tenía en brazos.

“Asumió que lo habían dejado afuera y fue directamente a atacar” destacó el magistrado y por último remarcó que el ataque se dio en un contexto de violencia de género ya que se trató de “una agresión inusitada por un motivo mínimo como es cerrarse la puerta: lo que pretende es imponer la autoría sobre una persona sujeta a su servidumbre”.

 

Audio ► Fiscales Yanina Tolosa y Ana Laura Gioria

“Dios los puso en el camino”

Durante la audiencia, las fiscales destacaron el nivel de agresión con el que había actuado el imputado. Al repasar los testimonios, Tolosa precisó que el hombre que asistió a la joven todavía no pudo declarar porque se encuentra en estado de shock.

Bruno Ballesteros dialogó con el matrimonio que asistió a la joven desde el móvil de la radio en el hospital. “Presenciamos un horror, ver cómo este tipo con semejante violencia la maltrataba; la llevaba de los pelos, la arrastraba por el piso a piñas y patadas”, expresó la mujer. “La nena no se cayó al piso en ningún momento, el papá le pegó”, insistió la testigo.

A continuación, la mujer relató cómo presenciaron lo ocurrido esa noche y cómo tomaron intervención para interrumpir el ataque: “Mi marido frena el golpe, horrorizados los dos. Él se bajó y le hizo frente al tipo este. Yo le saco la bebé de los brazos y me ofrezco a llevar la a la comisaría, me dijo que tenía otra nena en la casa”.

“Nosotros vimos un forcejeo y que ella cruzaba la calle corriendo, y pensamos que la estaban asaltando. Nos acercamos despacito y cuando nos dimos cuenta que era violencia de género nos detuvimos y fue cuando vimos a la criatura. Cuando llega la policía y lo tiene esposado él dice ‘yo sería incapaz de golpear a mi bebé’ y me agarró una indignación“, relató la mujer.

Al referirse a cómo se produjo la detención del imputado, la testigo relató que “él salió corriendo, se escapó y se metió en un pasillo. Cuando llegó la policía y mi marido le contó lo que había pasado, había un perro en la vereda que ladraba y le movía la cola. Y mi marido le dijo “ahí está” entonces la policía lo fue a buscar”.

Quién también habló desde el móvil fue el abuelo de la pequeña, y papá de la joven agredida: “agradecimiento eterno, seguimos en contacto porque este vínculo ya no se va a romper. a medida que me voy enterando de los hechos me doy cuenta que no era una discusión de pareja sino una agresión. Nos estamos enterando que no es la primera vez, ya pasó cuando ella estaba embarazada y que la asistió un vecino”.

Audio ► La entrevista con los testigos

NOTICIAS DESTACADAS