Una marquesa argentina, estrella de la campaña en las elecciones de España

Cayetana Álvarez de Toledo elecciones españa

Cayetana Álvarez de Toledo, la candidata del conservador Partido Popular (PP) por Barcelona, se convirtió en un inesperado fenómeno mediático de la campaña electoral en España, donde el domingo 28 de abril se elegirá a un nuevo presidente.

Este martes 23, unos días antes de la cita con las urnas, Álvarez de Toledo estuvo firmando ejemplares de la Constitución española que entrega a sus seguidores en un stand del PP situado en la céntrica Rambla de Cataluña, repleta de puestos con libros y rosas, símbolos de Sant Jordi, la tradicional fiesta del libro.

 

“Por una España de ciudadanos libres e iguales. Con afecto, Cayetana”, rezaban las dedicatorias de la primera candidata a diputada nacional por Cataluña, en quien el máximo líder de los conservadores, Pablo Casado, depositó buena parte de sus esperanzas de recuperar el poder para el PP tras las elecciones del próximo domingo.

El partido conservador menguó mucho su presencia en ésta comunidad autónoma, protagonista en los últimos años por sus reclamos independentistas. Allí, el PP sólo consiguió obtener 4 diputados de los 135 posibles en el Parlamento catalán.

Las redes sociales pronto hicieron burla de Toledo. “No sabía que era la autora de la Constitución”, rezaban algunos tuits. Otros usuarios, en tono de burla, aseguraron que estarían “firmando ejemplares del Quijote” en otros puestos de la ciudad.

Cayetana Álvarez de Toledo elecciones españa

¿Quén es Cayetana Álvarez de Toledo?

De origen aristócrata, (con sangre española y argentina) es hija de Juan Illán Álvarez de Toledo y Giraud, XII marqués de Casa Fuente, título que ella heredó, y de Patricia Peralta Ramos, una mujer de la alta sociedad argentina.

Educada en la universidad inglesa de Oxford (se licenció en Historia) tras pasar por el exclusivo Northlands School de Buenos Aires, donde coincidió y trabó amistad con la hoy reina de Holanda, Máxima Zorreguieta, la política del PP utiliza pocas y filosas palabras para intentar herir a sus adversarios, y no deja a nadie indiferente.

Sus apariciones en la campaña han sido tan constantes como polémicas, y la marquesa se ha mostrado como un arma de polarización para el PP, que no admite medias tintas en algunos de los temas que están de actualidad en España, como la independencia.

Álvarez de Toledo ya agitó las redes hace algunos días, en el primer debate electoral de la campaña. Allí preguntó a los socialistas si “de verdad ustedes van diciendo sí, sí, sí hasta el final”, en respuesta a la iniciativa del PSOE de cambiar el Código Penal para que cualquier relación sexual donde no haya consentimiento explícito pueda ser considerada violación.

NOTICIAS DESTACADAS