Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Una bulldog francesa se quedó sin aire en pleno vuelo

Tras mostrar signos de dificultad respiratoria, Darcy fue salvada gracias al rápido accionar de un tripulante de cabina.


Volar hoy día puede resultar una experiencia por demás estresante. Largas filas a la hora de hacer el check-in, restricciones cada vez más severas en lo que respecta al equipaje, además de las condiciones de viaje infrahumanas reinantes en clase económica, hacen que subirse a un avión genere un nivel de ansiedad extremo.

Pero, tal como ha quedado demostrado en un episodio reciente que involucró a un vuelo de la aerolínea JetBlue, el suplicio que representan hoy los vuelos comerciales no afecta únicamente a los seres humanos. Según se ha difundido, una bulldog francesa de tres años llamada Darcy sufrió una dificultad respiratoria mientras se encontraba a 10.000 metros de altura, en viaje de Orlando, Florida a Worcester, Massachusetts.

Su dueña, Michele Burt, se horrorizó al darse cuenta que la lengua de su “hija de cuatro patas” se tornaba azul, a medida que luchaba por respirar. “Todos somos afectados por las fluctuaciones en la presión de la cabina y los niveles de oxígeno. Humanos, caninos y felinos. Pero el hecho de que los tripulantes de a bordo respondieron inmediatamente a la situación hizo que la vida de Darcy fuese salvada” compartió Burt en su cuenta de Facebook.

Al ver cómo la perra se agitaba más y más, los empleados de la aerolínea corrieron a traerle una máscara de oxígeno a Darcy. Las fotos que se han vuelto virales en redes sociales, muestran como la bulldog es tratada por lo que se conoce como hipoxia, o la alteración de la respiración que produce una disminución en la concentración de oxígeno en sangre. Si no es tratada a tiempo, la condición puede llevar a la muerte.

“Coloqué la máscara sobre su cara y después de unos minutos volvió a mostrarse alerta. Al poco tiempo ya no quería usarla más” compartió su dueña. “Creo que la tripulación le salvó la vida, algunos pueden pensar que por ser la de una perra no vale lo mismo, pero para mi no es así” añadió.

En diálogo con el programa matutino “Buenos Días América” de la cadena estadounidense ABC, el tripulante Renaud Fenster dijo que “nunca antes había visto algo así” en sus 15 años de trabajar para la compañía. “Estaba caminando por la cabina para atender a un pedido cuando noté que otro pasajero había sacado a su perro del canil, al ver que no se sentía bien” compartió el empleado de JetBlue.

“Creo que la perra se desmayó. Empezó a jadear de forma rápida e incontrolable” explicó. “Como dueño de un bulldog francés, me di cuenta de que la perra estaba sufriendo un calentamiento excesivo y necesitaba hielo, pero al traérselo la situación no mejoró”compartió Fenster.

“Decidí que teníamos que considerar usar oxígeno en el animal. Llamé al capitán y le dije lo que sucedía”. Luego de recibir el visto bueno de su comandante, el tripulante procedió a colocarle la máscara a Darcy, estrategia que terminó salvándole la vida a la perra. Su dueña agradeció a la aerolínea y destacó la rápida atención de los tripulantes.

“Queremos asegurarnos que todos tengan un vuelo seguro y confortable, incluso aquellos de cuatro patas” compartió un vocero de la aerolínea en un comunicado. “Le agradecemos a la tripulación por su accionar y nos alegra que todos hayan llegado a salvo a Worcester” concluyeron.

Fuente: www.infobae.com