Un triple ataque suicida deja 30 muertos en Nigeria en el bastión de Boko Haram

Al menos 30 personas murieron y otras 42 resultaron heridas en un triple atentado suicida con explosivos cometido en la zona del noreste de Nigeria donde nació y opera el grupo islamista radical Boko Haram, informaron hoy autoridades locales.


El violento hecho ocurrió ayer en la ciudad de Konduga, en el estado de Borno, cuando los atacantes hicieron estallar cargas explosivas de origen casero frente a un local donde decenas de personas estaban viendo un partido de fútbol. El director de Operaciones de Búsqueda y Rescate de la Agencia Estatal de Gestión de Emergencias (SEMA), Usman Kachala, visitó hoy el lugar del ataque junto a periodistas y explicó que 17 personas fallecieron de manera instantánea.

El resto de víctimas mortales perdió la vida posteriormente al no recibir atención médica inmediata después de que el Ejército acordonara la zona, precisó Kachala, citado por la agencia de noticias EFE.

Leer más ►Sospechosa explosión en la frontera entre China y Corea del Norte

El atentado, el peor en meses en el noreste de Nigeria, ocurrió en la ciudad de Konduga, a unos 40 kilómetros de Maiduguri, la capital de Borno, el lugar donde nació y el principal bastión de Boko Haram.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó enérgicamente los ataques. En un comunicado difundido por la oficina de su portavoz, Guterres expresó sus sinceras condolencias a las familias de las víctimas, al gobierno y al pueblo de Nigeria, y deseó una pronta recuperación a los heridos.

Educación islámica

No es habitual que Boko Haram reivindique sus ataques, que en Borno son altamente frecuentes. El grupo, creado en 2009, usa a mujeres y hombres como atacantes suicidas en el marco de su violenta campaña por imponer un Estado de corte islámico en Nigeria, país de mayoría musulmana en el Norte y predominantemente cristiano en el Sur.

Tras casi diez años de conflicto, la insurrección de Boko Haram, que significa en lenguas locales “la educación no islámica es pecado”, causó 27.000 muertos en Nigeria, y más de 1,7 millones de personas siguen sin poder volver a sus casas.

Leer más ►A dos meses del incendio, se celebró la primera misa en Notre Dame

El hecho más famoso protagonizado por los islamistas ocurrió en 2014, cuando secuestraron 276 niñas en una escuela de Chibok, en Borno, que fueron utilizadas como elemento de negociación y esposas para los yihadistas. Tras la liberación y el rescate de algunas en 2017 y 2018, 112 permanecen en poder de Boko Haram.

Una fuerza conjunta multinacional integrada por Nigeria, Níger, Camerún y Chad ha debilitado considerablemente la presencia y potencia Boko Haram. Pero los yihadistas aún lanzan ataques indiscriminados contra áreas sensibles como escuelas, mezquitas o mercados.

Nota de Redacción: en esta noticia se utilizó información de la agencia Télam.

NOTICIAS DESTACADAS