Sánchez suma problemas para ser investido presidente de España

La investidura de Pedro Sánchez como líder de España se complicó hoy aún más luego de nuevos movimientos políticos tras la asunción de la nueva alcaldesa de Barcelona, que pusieron en riesgo los apoyos que necesita el dirigente socialista para asumir el cargo.


Redacción Aire Digital

El PSOE de Sánchez ganó las elecciones del 28 de abril pero sin mayoría absoluta, y la semana pasada llegó a un principio de acuerdo con el izquierdista Unidas Podemos en su búsqueda de los avales que precisa en el Congreso para garantizar su investidura.

El conservador Partido Popular (PP) y los liberales de Ciudadanos han anunciado su veto a Sánchez, quien se presentará al pleno de investidura, previsto para la primera quincena de julio, haya conseguido o no los apoyos necesarios, según dijo hoy un vocero.

El PSOE, sin embargo, sigue presionando al PP y a Ciudadanos, de Albert Rivera, para que faciliten la reelección de Sánchez con su abstención.

Sánchez insiste en buscar especialmente un giro en el partido de Rivera, quien está recibiendo mensajes en el mismo sentido de sus aliados europeos, concretamente el presidente francés, Emmanuel Macron.

Leer más ►Comenzó en España el juicio contra el PP por intentar destruir pruebas de corrupción

Macron también se mostró muy cerca de Sánchez, con el que está pactando en Europa para lograr más poder de los socialdemócratas y progresistas frente a los conservadores en el Parlamento europeo.

Hasta ahora, el partido independentista catalán Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) era el único que se había mostrado favorable a facilitar la investidura de Sánchez en una segunda votación, cuando necesita mayoría simple y no absoluta, como en la primera.

Pero esa abstención salvadora quedó ahora en duda luego de la reelección de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con los votos de los socialistas, que enfureció a ERC porque evitó que su candidato se convirtiera en alcalde de la capital catalana.

Colau, reelegida el sábado, también llegó al cargo gracias a tres votos del espacio del ex primer ministro francés Manuel Valls, que disputó la alcaldía con el aval de Ciudadanos.

Este acercamiento, sin embargo, llevó a que hoy la cúpula de Ciudadanos anunciara que rompía con la plataforma de Valls, con lo que quedó clara la decisión de la fuerza de Rivera de no dar marcha atrás en su veto al socialismo.

Leer más ►Muere en Egipto el ex presidente Mohamed Mursi mientras declaraba frente al Tribunal

Pese a todo, el secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, anunció hoy desafiante que Sánchez asistirá a la investidura haya o no conseguido antes los avales.

“No se puede condicionar la investidura a si hay apoyos o no. España no puede estar sin gobierno. Pedro Sánchez se presentará a la investidura y los apoyos se decidirán en ese momento”, dio Ábalos en Madrid.

En tanto, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, se mostró hoy “optimista” de cara a un acuerdo para un gobierno de coalición, pese a que el PSOE insiste en ofrecer la fórmula de “cooperación” que permite una “geometría permanente”, con acuerdos de medidas sociales hacia la izquierda y pactos de Estado con la derecha.

Nota de redacción: en esta noticia se utilizó información de Télam

NOTICIAS DESTACADAS