Policía de EE.UU. intenta desalojar la embajada de Venezuela ocupada por chavistas

Estados Unidos tomó esta decisión a solicitud de los enviados en Washington del presidente encargado de Venezuela Juan Guaidó.


La policía comenzó en la noche del lunes un operativo para desalojar la embajada de Venezuela en Washington, tomada desde hace varias semanas por activistas estadounidenses que se oponen a la entrada de la delegación del líder opositor Juan Guaidó.

Estados Unidos tomó esta decisión a solicitud de los enviados en Washington de Juan Guaidó, al que el Gobierno de Donald Trump reconoce como mandatario legítimo del país petrolero.

“Las autoridades ya dieron el paso”, confirmó a la AFP Rafael Alfonso, miembro de la delegación de Carlos Vecchio, representante de Guaidó en Estados Unidos.

La policía se acercó con linternas a la puerta y abrió las cadenas y el candado que la aseguraban, habló con los activistas que estaban dentro y con Mara Verheyden-Hilliard, abogada de la Asociación para la Justicia Civil, que se acercó a negociar con los agentes.

Después de cinco minutos, los agentes volvieron a precintar la puerta y los militantes regresaron a la segunda planta.

“Ellos están defendiendo la ley internacional, defendiendo la convención de Viena y están preocupados de un efecto de cascada”, dijo a la AFP la abogada sobre los activistas. “Este es un camino muy peligroso”, advirtió también.

 

Aunque algunos activistas han abandonado ya la embajada, al menos cuatro permanecen en su interior a estas horas, según pudo constatar Efe.

En un mensaje difundido a través de Twitter, estos activistas se mostraron dispuestos a “resistir” y a ser por lo tanto “detenidos” por las autoridades ante una orden de evacuación que calificaron de “ilegal”.

En el exterior, policías y bomberos se preparan para ingresar al edificio mientras decenas de partidarios de Guaidó están celebrando la orden de evacuación, a la vez que insultan a los activistas y les molestan con luces y sirenas.

Fuera de la edificio también hay activistas pro Maduro que apoyan a los que siguen en el interior del recinto.

En los últimos días, además, las autoridades de Estados Unidos habían cortado la electricidad y el agua del recinto.

NOTICIAS DESTACADAS