Multimillonarios estadounidenses pidieron a los candidatos presidenciales pagar más impuestos

multimillonarios estadounidenses impuestos

Un grupo de multimillonarios estadounidenses desarrolló una receta propia para la economía de su país. Y para ello proponen medidas que sorprenderán a algunos. En una carta abierta al ganador de las elecciones de 2020, algunas de las grandes fortunas propusieron aumentar sus contribuciones para que los ingresos tributarios que se generen en el futuro provengan de sus bolsillos y no de la clase media o las rentas más bajas.

La misiva la firman 19 acaudaladas personalidades. Entre ellos están el empresario George Soros; la heredera del imperio de entretenimiento infantil, Abigail Disney; el cofundador de Facebook Chris Hughes y los herederos de los imperios Hyatt y Pritzker.

Ellos suponen el uno por ciento del uno por ciento más rico de los estadounidenses. Es decir, la riqueza de este 0,1% de la población es casi igual a lo que acumula el 90% de los ciudadanos del país.

La propuesta que esgrimen, dirigida al próximo ocupante de la Casa Blanca -sea republicano o demócrata, aclaran-, es un impuesto moderado que grave a los más ricos. Es un gesto que consideran “justo” y “patriota” y que además “reforzará la libertad y la democracia”. “El próximo dólar de nuevos ingresos impositivos debe provenir de los más adinerados, no de los estadounidenses de medianos o bajos ingresos”, afirman.

multimillonarios estadounidenses impuestos

Panorama electoral

Diversos candidatos a las primarias demócratas -a las que de momento aspiran 24 candidatos- ya pusieron los impuestos entre sus prioridades. Entre ellos, Pete Buttigieg, el alcalde de South Bend, Indiana, o el texano Beto O’Rourke, exmiembro de la Cámara de Representantes, expresaron su apoyo a esta medida.

Sin embargo, la que tiene un planteamiento más concreto sobre la cantidad del gravamen y el destino de los fondos es Elizabeth Waren, senadora por Massachusetts y cada vez mejor situada en las encuestas. Ella propone una tasa del 2% para los individuos con más de 50 millones de dólares de patrimonio y del 3% si superan los 1.000 millones de dólares.

 

Con estos ingresos, que podrían llegar a suponer tres billones de dólares en 10 años, se podía hacer frente a las necesidades económicas para combatir el cambio climático, invertir en infraestructura, asegurar más igualdad de oportunidades y facilitar el acceso a la salud.

Aunque los multimillonarios proponen una tasa menos agresiva, del 1%, coinciden al afirmar que “Estados Unidos tiene la responsabilidad moral, ética y económica de tasar más fuertemente nuestra fortuna”.

multimillonarios estadounidenses impuestos

En la carta, los multimillonarios se refieren sobre todo al inversor Warren Buffett, la tercer fortuna estadounidense, quien recuerda frecuentemente que paga una tasa de impuestos menor que la que paga su secretaria.

Mientras que la medida ha sido principalmente bien recibida entre los demócratas, Donald Trump se presentará a la reelección blandiendo la bandera de su exitosa reforma fiscal, lo que considera un logro incontestable de su primer mandato. Antes de que entrara en vigor, 400 millonarios pidieron al Congreso que no se bajen los impuestos.

NOTICIAS DESTACADAS