Hay vida en el Valle de la Muerte: apareció un río en uno de los lugares más secos del mundo

El Valle de la Muerte de California, el lugar más seco del continente y uno de los más calurosos en verano de todo el planeta, vivió esta semana algo parecido a un milagro: en su superficie apareció un lago que le dio la vuelta al tradicional paisaje árido del lugar.

El suceso fue captado por el fotógrafo Elliot McGucken, quien subió las imágenes a su Instagram. En ellas se puede ver unas aguas tranquilas, que pese a que no tienen gran profundidad si que ocupan una larga extensión de tierra.

 

McGucken contó su experiencia al diario SFGate, donde se mostró muy sorprendido por el fenómeno: “Ver tanta agua en el lugar más seco del mundo es un sentimiento surrealista”, dijo y concluyó que de esta forma “la naturaleza presenta su belleza efímera”.

El fotógrafo explicó que fue hasta el lugar para captar imágenes de la cuenca Badwater, pero lo que encontró fue un lago enorme con una longitud de unos 16 kilómetros, según evaluación del Parque Nacional del Valle de la Muerte.

 

 

¿Cuál es el origen de este fenómeno?

Los expertos señalan que, sin duda, el lago es temporal y con el calor, el agua en algún momento terminará por evaporarse. La aguas se concentraron debido a las fuertes lluvias que cayeron sobre California a finales de febrero y principios de marzo.


El oficial del parque nacional, Patrick Taylor, dijo a SF Gate que nunca antes vio un hecho parecido. “Antes se han formado estanques más pequeños, pero no recuerdo haberlo visto tan grande en este lugar”, señaló.

El suceso es especialmente curioso porque el Valle de la Muerte ostenta el récord de la temperatura más alta jamás registrada en el planeta: allí se vivió, en 1972, bajo 93,9 grados.

NOTICIAS DESTACADAS