Detuvieron a cinco adolescentes israelíes por matar de una pedrada a una mujer palestina

palestina

Las autoridades israelíes detuvieron a cinco menores de edad acusados de asesinar con una piedra a una mujer palestina en la zona ocupada de Cisjordania.

El suceso tuvo lugar el pasado 12 de octubre, cuando la mujer, Aisha al-Rawbi conducía por una carretera de Nablús. En aquél momento fue supuestamente atacada por estos jóvenes, quienes lanzaron una piedra contra su vehículo. El proyectil entró por la ventanilla y la impactó, provocándole la muerte. Al-Rawbi, de 48 años, era madre de nueve hijos.

Los jóvenes judíos, por su parte, son estudiantes de un seminario rabínico ortodoxo en Rehelim, un asentamiento cercano al lugar donde se produjeron los hechos.

Palestinos llevan el cuerpo de Aisha al-Rawbi durante su funeral en octubre. Foto: AP Photo/Majdi Mohammed
Se encuentran acusados de un delito de terrorismo y asesinato, y su detención ocasionó una oleada de violentas protestas por parte de los colonos y militantes ultranacionalistas.La defensa de los cinco chicos alega que las autoridades no tienen pruebas suficientes que respalden la acusación, y que durante su detención se les está sometiendo a torturas para que confiesen el crimen. El servicio de inteligencia que los custodia, el Shin Bet, respondió que los interrogatorios se realizaron dentro de la legalidad.

Más ataques contra palestinos

En 2018 se cometieron 482 ataques vandálicos por parte de israelíes que reclaman la propiedad de los territorios palestinos, un fuerte aumento con respecto al año anterior, durante el cual se registraron 140.
Entre las actuaciones recurrentes está pinchar los neumáticos de los palestinos durante la noche, pintar sus casas con mensajes contra la población árabe e, incluso, agredirlos físicamente. Por lo menos en dos ocasiones se registraron intentos de incendiar mezquitas. En la zona de Cisjordania, los vándalos son unos 300 jóvenes de entre 15 y 16 años.

Un centenar de rabinos a cargo de academias religiosas ortodoxas como en la que estudiaban los jóvenes se pronunciaron públicamente para pedir su liberación. El marido de la víctima se muestra en cambio favorable a su detención, “aunque eso no me devolverá a mi mujer”, declaró ante la prensa.

NOTICIAS DESTACADAS