Arabia Saudí, el país que compra más armamento del mundo

La venta internacional de armas entre 2014 y 2018 aumentó un 7,8 por ciento respecto al lustro anterior, según un estudio publicado este lunes por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI). El mismo documento revela que Arabia Saudí se convirtió en estos años en el primer comprador de armamento, triplicando sus adquisiciones hasta el 12% del global.


Oriente Medio es la única región donde en este período creció la importación, con una subida del 87%. Allí, Arabia Saudí e Irán pugnan por la hegemonía de la zona a golpe de compra de armas.

“Arabia Saudí pretende expandir su capacidad intervencionista, aumentar todavía más su influencia en la región y ser un actor geopolítico de primer orden”, explicó a el diario El País Pieter Wezeman, coautor del informe e investigador del SIPRI. La inversión saudí, que es del 10% de su PIB, se centró principalmente en modernizar su fuerza aérea, así como a apuntalar su tecnología militar.

 

Estados Unidos, el principal exportador

El mismo estudio señala que Estados Unidos tomó distancia sobre Rusia en el ránking de principales exportadores de material armamentístico. La brecha entre ambos gigantes es, de hecho, la mayor en 20 años.

Washington aumentó la venta de armas en un 29% y pasó de tener una cuota de mercado del 30 al 36 por ciento. Más de la mitad de sus exportaciones, concretamente el 2%, tuvo como destino Oriente Próximo.

Rusia tiene algunas dificultades con su distribución y también a la hora de encontrar nuevos mercados”, señaló otro de los autores del informe, Siemon Wezeman. “Su caída como exportador tiene que ver con los problemas de sus clientes”, fundamentalmente la India y Venezuela, este último lastrado por la crisis económica y donde las transferencias rusas se redujeron un 96%.

 

Venezuela deja de comprar material militar

En efecto, la crisis que atraviesa el país caribeño pasó factura a la hora de importar armas. Según consta en la base de datos del SIPRI, no se compró nada ni en 2017 ni en 2018. Si en el período que va desde 2009 a 2013 Venezuela se colocaba como el primer comprador latinoamericano, en el último lustro sus adquisiciones se redujeron un 83%.

En otros países de la región el negocio se siguió explotando. México incrementó sus importaciones en un 40%, empujado por la guerra contra el narcotráfico. Perú, en el número 40 del ránking, cuadruplicó sus compras, reforzando principalmente su flota naval.

NOTICIAS DESTACADAS