Luego de varios partidos sin terminar de convencer en el arco de la Selección Argentina, Franco Armani tuvo finalmente su atajada salva partidos y el arquero estalló en el festejo.

Luego de contener el penal ejecutado por Derlis González que habría significado el 2-1 para Paraguay, el futbolista de River hizo el gesto de silencio, probablemente por las críticas recibidas.

 

 

Y su mujer, la colombiana Daniela Rendón, lo bancó en sus redes sociales. Con la camiseta 1 de Argentina y el nombre de su esposo, la colombiana escribió: “SHHHHHH”, en su cuenta de Instagram.