La historia del “gol de la casilla”: el comienzo de la polémica en los arbitrajes en el fútbol argentino

casilla

Recordamos un fallo arbitral bastante particular, que inició la polémica en los arbitrajes en el fútbol argentino.


Redacción Aire Digital

Nuestro fútbol conlleva en su interior, historias que están escondidas en el olvido tras el paso de los años. Historias que, al cumplirse un aniversario o hecho similar, salen a la luz para recordar los años gloriosos en los cuales el amor a la camiseta, podía más que cualquier otra cosa en cada club.

En el día de hoy, recordamos una anécdota que cumple 87 años. En una época donde la televisión, y muchísimo menos el VAR, siquiera existían. El fútbol argentino estaba inmerso en plena profesionalización, debido a que un año antes, comenzó a ser lucrativo el deporte más practicado en nuestra república. En 1931, con la inscripción de 18 equipos de la Asociación Amateurs de Football, tomaba forma la Liga Argentina de Football, un campeonato profesional que tuvo cuatro ediciones y fue la previa de la formación de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).

El comienzo de la polémica en los arbitrajes en nuestro fútbol

Bajo este marco, River y Estudiantes se enfrentaban en el Estadio Jorge Luis Hirsch, por la 21° fecha del Campeonato. Mientras el partido se encontraba 2 a 0 a favor de River, un error en el arbitraje del colegiado De Angelis, invalidó un remate del delantero del “Pincha”, Alberto Zozaya, que pegó en el travesaño y picó claramente adentro. Ante la inminente hecatombe, el juez decidió irse a la “casilla”, la manera en que era mencionada en aquel entonces el actualmente llamado vestuario.

“Zozaya despidió un tiro alto, que dio en la parte anterior del travesaño y visiblemente traspasó la línea del goal. Como la primera intención del árbitro era no sancionar el tanto, se produjo un serio incidente”

Debido al tumulto generado en aquel encuentro, De Angelis regresó con toda la presión y las protestas a cuestas, por lo que debió convalidar el gol. Tras este incidente, el partido terminó en un empate 3 a 3. Un bochorno, que terminó con la carrera de este árbitro.

Los fallos arbitrales eran muy comunes en aquel entonces, debido a la falta de capacitación en las reglas establecidas por la IFAB tan solo seis décadas atrás. La capacitación por parte de un árbitro británico, llegó en el año 1937, cinco años después del incidente en el partido entre River y Estudiantes.

Tras cumplirse 87 años en el día de hoy, pareciera que los errores arbitrales, aún no han cambiado. Lo que sí cambió, fue la forma de observar este deporte. En épocas de VAR y tecnología, ya no veremos estas curiosidades en el deporte rey.

NOTICIAS DESTACADAS