Tenía 27 años, discutió con su novio por WhatsApp y murió prendida fuego

Una joven de 27 años falleció tras agonizar durante más de 20 horas con el 80 por ciento de su cuerpo quemado en el hospital de Alta Complejidad del Cruce Varela. Su novio asegura que se quemó “a lo bonzo”.


El tremendo suceso ocurrió en la casa que la víctima compartía junto a su pareja y los tres hijitos de ambos de 3, 6 y 9 años en  el partido bonaerense de Berazategui. Según el testimonio de su pareja, Carla discutió con su novio y terminó envuelta en llamas en un confuso episodio. Su pareja, de la misma edad la trasladó de modo particular al hospital donde la chica falleció un día más tarde.

Leer más►Murió la joven prendida fuego por su pareja en El Jagüel

El joven dijo que Carla agarró su teléfono celular, encontró un mensaje de WhatsApp de otra mujer y lo acusó de ser infiel. Luego, simuló estar calmada y le pidió su encendedor para “poner la pava y hacer mate”. “Una vez que le di el encendedor, agarró un bidón de nafta, se fue a otra habitación, se roció en combustible y se prendió fuego. No le importó que estén sus hijos en su casa, intentó quitarse la vida igual”, contó.

Según contó hubo un intento previo de la mujer que intentó tirarse desde un puente pero  el hijo mayor de la pareja logró advertir la situación y le salvó la vida, sosteniéndola.

“Lo más sospechoso es que Carla se prendió fuego a las 12 de la noche y su pareja recién avisó a su familia a las 4 de la madrugada. Además, él tiene los brazos quemados. Dice que tiene esas marcas porque intentó apagar las llamas con sus propias manos pero no le creemos. Sin embargo, no podemos culparlo porque no tenemos testigos. Nos gustaría que la Justicia nos escuche e investigue como corresponde”, dijeron familiares de la víctima.

Además, aseguraron que Carla era víctima de violencia de género y que su novio le propinó fuertes golpes en reiteradas ocasiones. “Le vimos moretones varias veces pero ella se encargaba de cubrir a su pareja. Ahora, que es tarde, sus amigas salieron a hablar y aseguraron que ella les contó que era víctima de un calvario. Ella no lo denunciaba porque tenía mucho miedo, estaba amenazada, él le pedía que no hable. Él pudo haber sido el culpable del hecho y necesitamos ayuda para saber la verdad”, manifestaron desesperados.

El caso está a cargo de la Comisaría N° 1 de Berazategui.

NOTICIAS DESTACADAS