Aire de Santa Fe Digital Aire de Santa Fe Digital

Narcotráfico: Investigan al “Clan Mustafá” por lavado de activos

La justicia federal a pedido del fiscal Onel embargó y secuestró una importante cantidad de bienes de Martin Mustafá presuntamente provenientes del narcotráfico.

 

El Juez Federal de Santa Fe Reinaldo Rodríguez, a pedido del Fiscal Federal Jorge Gustavo Onel, dispuso el embargo preventivo, y otras medidas cautelares respecto de una gran cantidad de inmuebles que resultan propiedad del “clan Mustafá” y que se sospecha provienen de actividades ilícitas vinculadas con el narcotráfico.

También se ordenó el secuestro de tres vehículos, uno de ellos de alta gama, que se efectivizó en el día de ayer. Las medidas fueron dispuestas con carácter previo a las declaraciones indagatorias de los imputados Diego Martín Mustafá y su hermana Carina Verónica Mustafá.

La investigación comenzó en el año 2016 por presunta infracción a la ley de estupefacientes. Según consta en la causa, la justicia federal santafesina junto a la Brigada de Investigaciones que depende del Ministerio de Seguridad provincial, constataron la existencia de un delito precedente vinculado al tráfico de estupefacientes, y de un delito de homicidio, por los que Diego Martín Mustafá resultó condenado en el año 2007.

Además, se determinó la existencia de vinculaciones entre Mustafá y varios miembros del “clan Maldonado”, que operaban en el barrio Barranquitas de esta ciudad y que fueron procesados y detenidos con prisión preventiva a mediados de este año por el delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.

La Fiscalía Federal pudo establecer la existencia de una importante cantidad de vehículos y de bienes inmuebles a nombre de los imputados, además de cuantiosas acreditaciones en cuentas corrientes. En la investigación se comprobó que los Mustafá no poseen actividades lícitas que permitan justificar la tenencia de tales bienes.

Ayer se realizaron una serie de allanamientos a fin de decomisar los bienes de Mustafá. Se secuestraron tres vehículos a nombre de Diego Martín Mustafá (uno de ellos de alta gama, que fue efectivizado en el día de ayer por personal de Gendarmería Nacional), y el embargo de siete inmuebles (tres casas en Santa Fe y cuatro lotes de terreno en Arroyo Leyes, todos ellos de dimensiones mayores a los 500 metros cuadrados) que se encuentran a nombre de su hermana Carina Verónica Mustafá.

Sobre la mujer, que no posee antecedentes, los investigadores sospechan que cumplió el rol de testaferro para asegurar el provecho de las actividades ilícitas de su hermano. Asimismo, también se ordenó la prohibición de salida del país de ambos imputados y la inhibición general de bienes de Diego Martín Mustafá.

Según las informaciones de los organismos de recaudación fiscal que fueron obtenidas en la causa, Diego Martín Mustafá no registra actividad económica alguna (en la causa en la que resultó condenado, refirió ser “changarín”), mientras que su hermana Carina Verónica Mustafá registra una actividad comercial de pequeña envergadura, que la justicia entiende no es compatible con la cantidad de inmuebles que posee registrados a su nombre.

En su dictamen, el Fiscal Federal Onel consideró que el lavado de dinero, al que definió como comprensivo de aquellas actividades por las cuales los bienes de origen delictivo se integran al sistema económico legal con la apariencia de haber sido obtenidos lícitamente, ha adquirido en las últimas décadas una enorme envergadura, convirtiéndose en un peligro concreto de orden universal, provocando serios daños al sistema económico – financiero, estimándose que a nivel global los fondos objeto de blanqueo alcanzarían un monto que se estima de entre el 2 y el 5 por ciento del total del PBI mundial. Por lo tanto, la justicia federal de esta ciudad consideró que el dictado de las mencionadas medidas cautelares con fines de decomiso, se enmarcan dentro de los compromisos internacionales asumidos por el Estado Argentino para prevenir y reprimir esta modalidad de criminalidad compleja.

El caso presenta como particularidad que las medidas cautelares fueron ordenadas antes de la declaración de los imputados, con fundamento en normas penales y procesales que las autorizan. En ese sentido, el art. 23 del Código Penal establece que se podrá “adoptar desde el inicio de las actuaciones judiciales, las medidas cautelares suficientes para asegurar el decomiso del o de los inmuebles, fondos de comercio, depósitos, transportes, elementos informáticos, técnicos y de comunicación, y de todo otro bien o derecho patrimonial sobre los que, por tratarse de instrumentos o efectos relaciones con los delitos que se investigan, el decomiso presumiblemente pueda recaer.”

Si a partir de la tramitación del proceso, se ordena el decomiso definitivo de los bienes, los mismos serán destinados a “reparar el daño causado a la sociedad, a las víctimas o al Estado”, como lo prevé el art. 305 del Código Penal.

Fuentes judiciales estimaron que en los próximos días, Diego Martín Mustafá y Carina Verónica Mustafá serán indagados por el delito de lavado de activos de origen ilícito, cometido entre los años 2007 y 2016, luego de cual el juez de la causa resolverá sus situaciones procesales.