miércoles 20 de noviembre de 2019

Policiales |

Narcomenudeo: condenaron a una banda que operaba en cuatro casas del barrio San Lorenzo

La sentencia fue para cinco personas que resultaron detenidos en septiembre del 2018 tras una investigación que llevaron a cabo Gendarmería y la Policía de Investigaciones.

 

Redacción Aire Digital

 

La Justicia federal de Santa Fe condenó a un grupo de vendedores de drogas que operaba en el barrio San Lorenzo y que en 2018 fueron detenidos en el marco de una investigación que llevaron en conjunto Gendarmería Nacional y la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe y que apuntó a una serie de domicilios que funcionaban como puntos de venta de cocaína y marihuana fraccionada.

 

El fallo, que lleva la firma del juez José María Escobar Cello, sentenció a Jonatan Iván Ramírez, Diego Alejandro Ramírez, Mirta Claudia Morales y Rodrigo José Rodriguez a la pena de cuatro años de prisión efectiva tras ser considerados autores penalmente responsables del delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización”. Por el mismo delito, pero a un pena de dos años de prisión efectiva, el fallo condenó a dos años de cárcel de cumplimiento efectiva a Carla Daniela Alcocer.

 

 

 

 

La condena fue luego de ser homologado un juicio abreviado que tuvo lugar en el Tribunal Oral Federal y que fue cerrado entre el fiscal general, Martín Suárez Faisal y las distintas defensas de los imputados, Julio Agnoli, Germán Corazza y Enrique Muller.

 

 

 

 

El caso remonta al 1 de agosto del 2018, cuando agentes de la Gendarmería Nacional reportaron al fiscal federal de instrucción sobre las maniobras delictivas que se llevaban a cabo en una serie de propiedades situadas a lo largo de calle Uruguay al 4200 del barrio San Lorenzo, en el sur de la ciudad. En tan solo dos meses, los investigadores, junto con miembros de la Policía de Investigaciones (PDI), lograron establecer la identidad de quienes residían allí y qué tipo de actividad clandestina realizaban diariamente.

 

El 22 de septiembre, con las primeras luces del día,  se desplegaron un total de cuatro allanamientos en las viviendas investigadas y procedieron al secuestro de varias dosis de estupefacientes. En Uruguay al 4200, donde residía Morales, los pesquisas secuestraron un total de doce envoltorios de marihuana. Por su parte en otra casa ubicada en inmediaciones fue detenido Ramírez quien tenía en su poder una balanza de precisión y una bolsa con marihuana.

 

 

El operativo policial continuó después en una propiedad situada en Uruguay al 4226  donde fueron hallados 113 envoltorios en papel satinado con cocaína. Allí mismo también terminaron detenidos Alcocer y Rodríguez. Finalmente, en Uruguay al 4288, los pesquisas encontraron 107 envoltorios de papel, una planta de marihuana y varios recortes de nylon y a su vez procedieron a arrestar Ramírez (Diego).

 

Dejá tu comentario