La socialista Meritxell Batet es la nueva presidenta del Parlamento español

Meritxell Batet

La socialista catalana Meritxell Batet fue elegida este martes presidenta del Congreso de los Diputados español.


La socialista catalana Meritxell Batet fue elegida este martes presidenta del Congreso de los Diputados español, convirtiéndose en un símbolo de la apuesta por el diálogo del presidente Pedro Sánchez en el marco del conflicto secesionista de Cataluña.

Sin sorpresas, Batet se impuso en segunda votación con 175 votos frente a la conservadora Ana Pastor (125), a quien sucederá en el cargo.

La diputada barcelonesa, de 46 años, asumió en junio pasado como Ministra de Política Territorial, en lo que ya había sido un gesto de Sánchez hacia Cataluña. Ahora será la encargada de gestionar el Parlamento en una legislatura histórica, con presencia por primera vez de la extrema derecha y de diputados secesionistas en régimen de prisión provisional.

Su primer y difícil desafío está en la decisión que debe tomar la Mesa del Congreso respecto a si suspende o no a los secesionistas presos que están siendo juzgado por rebelión que este lunes asumieron sus cargos.

“Sánchez y sus socios eligen presidenta del Congreso a Batet. Por primera vez preside la Cámara nacional alguien que no defiende la soberanía nacional de todos los españoles. Estaremos vigilantes: no permitiremos que traspasen ni un milímetro la Constitución”, dijo el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, en Twitter.

 

Una diputada atípica

Profesora de Derecho Constitucional, la nueva presidenta del Congreso de los Diputados demostró ser una diputada atípica, capaz de romper la disciplina cuando la política con mayúsculas así lo requería.

En 2013, Batet se reveló para defender el “derecho a decidir” -a un referéndum- de los catalanes, y en 2016 hizo honor a Sánchez siendo una de las diputadas que votó en contra la investidura del conservador Mariano Rajoy.

También el Senado tendrá a un presidente socialista catalán con la elección de Manuel Cruz, quien resultó electo gracias a la mayoría que el PSOE ostenta en la Cámara alta. Cruz fue propuesto por Sánchez después de que los independentistas vetaron en el parlamento catalán a su primera opción, Miquel Iceta.

“Se especuló mucho por su procedencia, pero ellos representan todo lo mejor que siempre hemos representado los socialistas: lealtad al Estado, respeto a las instituciones y vocación de diálogo y tender puentes con los grupos”, destacó Sánchez al defender las candidaturas de Batet y Marin en una reunión del PSOE en el Congreso antes de un histórico comienzo de una nueva legislatura en España.

Nota de Redacción: en esta noticia se utilizó información de la agencia Télam

NOTICIAS DESTACADAS